viernes, 30 de diciembre de 2011

Esperanza





”Un Niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado”

 Queridos todos:

 Como sabéis este año me encuentro en Mallorca debido a un problema de salud que gracias a Dios y a los buenos médicos ahora es ya historia. Estoy emocionada de los mimos que he recibido y por eso os doy las gracias a todos, a unos por sus mimos a otros por su entrega desinteresada y buena profesionalidad. A todos os llevo en el corazón. Esta Navidad que para mi será especial os presentare a todos ante Jesús Niño, una vez mas viene entre nosotros, para traernos Su Paz, Su Amor y Su esperanza. En estos momentos pienso que nuestra sociedad esta falta de Esperanza.

 Si Dios quiere, el próximo día 6 de Enero, como regalo de Reyes, regresare a mi Misión. Lo hago con mucha ilusión y con el corazón encogido por lo que he vivido y visto en estos meses que he pasado en España. Creo que nuestra Sociedad esta desesperanzada. Nos falta un poco de Coraje para empezar a vivir con Fe, convencernos que no podemos seguir viviendo por encima de nuestras posibilidades, y que cada uno tenemos que asumir nuestra parte para que las cosas cambien. No podemos esperar que el gobierno lo haga todo….nosotros somos los mas interesados para que las cosas vuelvan a su cauce y podamos gozar de Serenidad y dar Esperanza a nuestros jóvenes.

 Para nosotras también será muy duro, pues los problemas se multiplican si pensamos que nuestros enfermos tendrán menos medios para curarse y tener asistencia de los pocos que ahora tienen. Con Todo eso me voy ilusionada porque siento que hay mucha solidaridad y esto lo he experimentado profundamente en mi corazón.



 Ya sabéis que os quiero un montón, y pido a ese Dios hecho Niño que nos llene de esas energías que nos hacen falta y nos ayude a ser mejores. 

 Que el 2012 sea un año mejor en todos los lugares de la tierra y podamos cantar como los Ángeles “Gloria a Dios en las alturas y en la Tierra Paz a los hombres de buena Voluntad”.

A todos mi cariño y el deseo que Dios Niño os bendiga y os acompañe siempre.

 Un abrazo vuestra misionera. 

 Magdalena (misionera comboniana en Bédédjia, el TChad)

Todo esto, un año más



Un año más. Es el día de hacer repaso. Rebuscar en la memoria o simplemente, acariciarse el brazo para que salgan despedidas las vivencias que todavía no son ni recuerdos. 

Nuestros buenos propósitos para el año que comienza, el miedo a que todo se tuerza y la esperanza de que todo se tuerza para el lado bueno de la vida, los planes, el agradecimiento por lo vivido, el arrepentimiento por lo que no dijimos, ni hicimos; la gente que llegó y se fue, los que llegaron y se quedaron y los que, definitivamente, se han ido; la valentía y la cobardía, la bendición y la maldición, los viajes que haremos, los que   se quedaron esperando en la agencia; de los que nos enamoraremos, de los que no se enamoraron de nosotros, de los paseos que daremos y nos llenarán los ojos de luz y de las tardes que pasaremos entre papeles.

Y en todo eso has estado y estarás, mi Dios, aunque yo no te haya ni invitado y probablemente te olvide cuando me ocurra.

Hazme próxima, ayúdame a reconocerte, a darte gracias y a no olvidarme de entrar en tu Reino, cogida de la mano de tus preferidos.

Todo esto te pido, todo esto deseo para mis compañeros de viaje y para mí misma.

lunes, 26 de diciembre de 2011

Una vez más



"Cuando la oscuridad parece tragarse la tierra
 la voz de los pueblos se alza en la noche 
 Una luz anuncia el amanecer...
 Una vez más es Navidad."

Recemos juntas para pedir que la venida del Dios con nosotros avive en cada uno la alegría y el valor de encontrarlo en los pequeños de la tierra,   que esperan un gesto concreto de fraternidad y de acogida.

Misioneras combonianas

lunes, 19 de diciembre de 2011

Abusos en Sudán



Noticia aparecida en "En clave de África"

Como bien sabrán nuestros lectores, desde que el Sur Sudán consiguió la independencia hace ya algunos meses, el Norte está intentando hacer la vida imposible no solo a los sursudaneses que quedan en su territorio sino también a las poblaciones que viven cerca de la frontera Norte-Sur y de los sitios estratégicos cercanos a estas fronteras. 

 Siguiendo la misma táctica que el gobierno de Jartúm ha utilizado en los últimos 20 años, uno de los brazos ejecutores de las acciones militares del gobierno son especialmente grupos de milicias que de hecho “se alquilan al mejor postor” y que abundan especialmente entre los clanes Nuer de la zona de Bentiu y el Alto Nilo. En estos últimos meses, son especialmente conocidos por su infamia los nombres de George Athor y James Gai, líderes de grupos armados que durante los últimos años se han rebelado contra las autoridades del Sur Sudán, posiblemente a cambio de importantes prebendas procedentes del gobierno en el Norte.

 Como parece ser que en este momento falta “materia prima” para dotar a estas milicias, hace varios días ya que corren noticias de que en Jartúm se están estableciendo puestos de controles policiales (apoyados por el gobierno) cuyo objetivo es reclutar a la fuerza estudiantes y otras personas jóvenes sursudanesas para que engrosen las filas de estas milicias en acciones estratégicas en zonas de influencia de estos grupos. Hay ya informes que contienen bastantes detalles acerca de jóvenes detenidos y hacinados en centros de reclutamiento antes de ser transportados en camiones del ejército sudanés. Algunos parientes de los jóvenes detenidos han podido liberarlos gracias a rescates monetarios. Los centros a los cuales se lleva a todos estos jóvenes detenidos son Kasarana, Abujebia, Magnis y otros cerca de la frontera de Sur Sudán. 

En el momento de escribir estas líneas, ha desaparecido también un sacerdote católico y las dos personas que viajaban con él en una furgoneta. Una vez más, el régimen de Omar el Bashir no escatima esfuerzos para llevar a cabo sucias estrategias de desestabilización, no importándole si eso supone bombardear lugares donde se distribuye ayuda humanitaria, hacer desaparecer oponentes o enviar helicópteros armados a que completen una táctica de tierra quemada. Tiene demasiados frentes abiertos ya que el país, desgajado por la separación del Sur, se enfrenta a diferentes conflictos internos que van desde Darfur al Este del país, pasando por Sur Kordofán, las Montañas Nuba, la zona del Nilo Azul y el Mar Rojo. 

 Dicen que el escorpión cuanto más acorralado está más fiero se vuelve.. y éste parece que no hace sino girar su aguijón en todas las direcciones y ver a quién puede atacar ahora. La verdad es que, si había dudas sobre su inocencia o no en el proceso que tiene abierto en el Tribunal Internacional de La Haya, las atrocidades que están pasando en los últimos meses en Sudán y sus zonas adyacentes no hacen otra cosa que corroborar el talante criminal y sanguinario de quien se sigue sentando en el sillón presidencial y perpetúa un régimen que por su crueldad deja como meros aprendices a otros elementos como Gadaffi y Sadam Hussein.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Iré por esos montes






¿Adónde te escondiste, Amado,
y me dejaste con gemido?
Como el ciervo huiste
habiéndome herido;
salí tras ti clamando y eras ido.

Pastores, los que fueres
allá por las majadas al otero,
si por ventura vieres
aquel que yo más quiero,
decidle que adolezco, peno y muero.

Buscando mis amores
iré por esos montes y riberas;
no cogeré las flores,
ni temeré a las fieras,
y pasaré los fuertes y fronteras.

 San Juan de la Cruz

martes, 13 de diciembre de 2011

La rebelión de las prostitutas



Lima, una adolescente de 15 años con cara de no haber superado los 12, sirve cada día, desde que fue violada hace un par de años, a una media de entre siete y diez hombres diarios. Con ellos practica el sexo más básico, rebajado a un nivel casi animal. Rápido, nada de besos. Con la ropa puesta y la luz apagada. Ella tumbada boca arriba y él encima. “Sólo lo que hacen marido y mujer”, explica la joven. “A veces me piden cosas raras, pero siempre me niego”. 

 Lima asegura que es ella quien pone las reglas. Y es muy consciente de los riesgos que corre. Apunta a un condón que sonríe desde un raído cartel colgado en un rincón, pero pronto reconoce que si el cliente se niega a pagar los 10 takas (10 céntimos de euro) que cobra por cada preservativo, termina accediendo a mantener relaciones sexuales sin él. “No tenemos alternativa, hay mucha competencia y siempre habrá alguna chica dispuesta”, asegura. Así, el 70% de las 800 mujeres que alquilan su cuerpo en el pueblo están infectadas con alguna enfermedad de transmisión sexual (ETS). 

 Para evitar que esta situación continúe, la mayoría de las prostitutas de Faridpur ha decidido organizarse y plantar cara a la sociedad. Han creado una asociación que lucha por sus derechos civiles y que pretende hacer fuerza frente a los abusos de clientes y proxenetas. Es Shapla Mohila Sangstha (SMS), una iniciativa que cuenta con el apoyo de la ONG española Ayuda en Acción y que surge del hartazgo de Chanchala Mondal, una abogada con un fuerte temperamento que salta a la vista a pesar de sus amables maneras. “Ni los políticos ni la Policía moverán un dedo por estas mujeres porque la mayoría se aprovecha de ellas de una forma u otra. Para ellos no son más que basura”. Pero ya han salido a la calle en varias ocasiones para exigir mejoras que se han visto reflejadas en la prensa y han obligado a los dirigentes a actuar.

Sigue leyendo en El País


jueves, 8 de diciembre de 2011

Canción de Navidad







El fin de año huele a compras, enhorabuenas
y postales con votos de renovación;
y yo que sé del otro mundo que pide vida en los portales,
 me doy a hacer una canción.

La gente luce estar de acuerdo,
maravillosamente todo parece afín al celebrar.
Unos festejan sus millones,
otros la camisita limpia
y hay quien no sabe qué es brindar.

 Mi canción no es del cielo, las estrellas, la luna,
porque a ti te la entrego, que no tienes ninguna.
 Mi canción no es tan sólo de quien pueda escucharla,
porque a veces el sordo lleva más para amarla.

 Tener no es signo de malvado
y no tener tampoco es prueba de que acompañe la virtud;
pero el que nace bien parado,
 en procurarse lo que anhela no tiene que invertir salud.

 Por eso canto a quien no escucha,
 a quien no dejan escucharme,
 a quien ya nunca me escuchó:
al que su cotidiana lucha
me da razones para amarle:
a aquel que nadie le cantó.

Tú sabes quién soy yo



Para todas aquellas a las que nos gustaría decir cuánto significan para nosotros, esas personas que saben perfectamente cómo somos y que han estado a nuestro lado en los momentos difíciles, en los buenos, en las tempestades, en la calma...En todos.

Para los amigos,
los padres,
los amantes,
los hijos,
las abuelas,
los esposos...

Pero hoy, especialmente, para nuestra madre.

Gracias, María



Gracias, María, por tu libertad interior.
Gracias por anticipar nuestro destino.
Gracias por enseñarnos el rostro de una mujer creyente
que, aunque necesite preguntar y encontrar respuestas,
siempre está abierta a la Palabra.

Gracias por tu total disponibilidad que permitió nacer a Dios.
Actitud que propone el Nuevo Testamento
como la más adecuada para recibir y vivir el Reino.

Gracias por enseñarnos el valor de la libertad en nuestros actos.
Por ser ejemplo de diálogo.
Por aceptar el proyecto de Dios,
en el que desde el principio ha habido una MUJER.

¡GRACIAS!

domingo, 4 de diciembre de 2011

1440

Dios eligió venir




Hace unas semanas Dios intentó pisar tierra firme y acampar entre nosotros, pero cuestiones burocráticas impidieron el milagro. En Belén, una ocupación hotelera cercana al 100% dio como resultado que María diera a luz a su primer hijo (nuestro Mesías) en una cuadra.

 La única diferencia entre un hecho y el otro es que el primero (el que tres personas murieran en el estrecho porque los dispositivos de rescate marroquíes y españoles no se ponían de acuerdo: transcurrieron  9 horas desde que pidieron socorro por primera vez hasta que llegaron en su ayuda)  ha quedado relegado a dos minutos escasos del informativo del mediodía y lo segundo queda sepultado bajo figuritas de escayola, kilos de mazapán y miles de luces en los centros comerciales.

¿Otra vez la Navidad? ¿Otra vez corriendo de un lado a otro para comprar regalos, que luego van a ser devueltos? ¿Otra vez a preparar la engorrosa cena de Nochebuena? (que sí, que todos estamos encantados de reunirnos para cenar, pero al final soy yo la que se carga el muerto de cocinar para veinte personas tres menús distintos) ¿otra vez escuchar en misa que Dios se ha hecho niño? ¿Que se ha “encarnado”? Encarnar… ¿Y eso qué quiere decir?

Hemos vivido, ¿cuántas? ¿Ocho? ¿Treinta? ¿Cuarenta? ¿Sesenta y seis navidades ya? Y en todas ellas, Dios “se encarnó” y puede que ni nos hayamos dado cuenta, de lo ocupado que estábamos “celebrando la Navidad”. “Encarnar” una palabra tan física, tan palpable, tan humana. Cuando algo se encarna duele, porque no pertenece originariamente a esa naturaleza. Dios eligió hacerse hombre…y aquello empezó a dolerle desde el principio. Porque su madre lo alumbró en un establo, donde olía mal y hacía frío, porque luego tuvo que hacer cientos de kilómetros a lomos de un mulo para volver a Nazaret, porque seguro que se desolló las rodillas jugando con los niños de su calle, porque puede que alguna moza le rompiera el corazón, porque a su primo lo mataron y su mejor amigo lo traicionó y porque…Porque acabó como todos sabemos.

Eso es lo que celebramos en Navidad: que Dios eligió bajar para saber qué era lo que nos dolía a nosotros y así, liberarnos y mostrarnos una forma nueva de vivir, de amarnos y de amarlo a Él. Quitemos lo accesorio, el ruido, la tradición incluso, y quedémonos con el misterio de cómo Dios puede desear hacerse una más de sus criaturas. 

Ya no sé vivir lejos de la misión



He siempre oído decir que Dios tiene un proyecto para cada uno de nosotros, y supe que tenía también un plan para mí. Pero lo que no conseguía nunca hacer, era pararme para escuchar su voz, cuando trataba de hablarme. 

A un cierto punto, comprendí que no conseguiría sentirme realizada con lo que estaba haciendo en el campo del trabajo ni del estudio. Al contrario, sentía crecer en mí el ardor misionero, aunque si no conseguía dejar mi pequeño mundo. Hasta el día en que, poniendo toda mi confianza en Dios, decidí pronunciar mi SÍ.

 Gracias a las Hermanas Combonianas, tuve la oportunidad de hacer una experiencia misionera, de dos meses, en la diócesis de Humaitá (Amazonia), en San Antonio del Matupi, en el municipio de Manicoré. San Antonio del Matupi es un pueblo que tiene una gran diversidad cultural, porque los inmigrados representan la mayoría. Pude conocer un poco la realidad local; el trabajo que la familia comboniana desarrolla; la lucha de los pequeños agricultores para obtener los documentos de propiedad de la tierra ocupada, y los medios necesarios para poderse mantener. 

Personalmente, me inserté en las actividades pastorales de la comunidad. He visto la precariedad de la vida de los habitantes de aquella región fluvial a causa de la falta de estructuras sanitarias, higiénicas y escolásticas, en contraste con la riqueza natural del ambiente y con la cultural de las personas. Me he acercado, particularmente, a los pueblos indígenas hasta ahora desconocidos; he apreciado sus características culturales y la realidad de su vida, pero también he constatado las consecuencias del contrato con los “blancos”. 

Una experiencia muy gratificante; una realidad con la que me he identificado. Ha sido una experiencia riquísima. He apreciado la convivencia en comunidad, el don del compartir y la sencillez de vida. Además he podido reforzar mis valores y descubrir mis defectos. 

 Estoy agradecida a las Misioneras Combonianas por la oportunidad que me han dado. No tengo palabras para expresar mi sincero agradecimiento. Ahora, conociendo un poco mejor la realidad de las personas que necesitan ser apoyadas y seguidas, y también la capacidad que tengo de entregarme, no sabría ya vivir lejos del campo de la evangelización. Y le pido a Dios que este ardor misionero no disminuya. 

 Patricia es oriunda de Governador Valadares (MG) y reside en S. Matteo (ES). Es licenciada en Administración (UNIVC) y especializada en logística (UFES).

sábado, 3 de diciembre de 2011

Te aprieto a mí



Mi manera de amarte es sencilla:
te aprieto a mí como si hubiera un poco de justicia en mi corazón
y yo te la pudiese dar con el cuerpo.

Cuando revuelvo tus cabellos
algo hermoso se forma entre mis manos.

Y casi no sé más. Yo sólo aspiro
 a estar contigo en paz y a estar en paz
con un deber desconocido
que a veces pesa también en mi corazón.







Antonio Gamoneda

sábado, 26 de noviembre de 2011

Todo cambia



Cambia el rumbo el caminante
Aunque esto le cause daño
Y así como todo cambia,
Que yo cambie no es extraño...

Cambia todo, cambia
Cambia todo, cambia
Cambia todo, cambia
Cambia todo, cambia

(...)

Pero no cambia mi amor,
Por más lejos que me encuentre
Ni el recuerdo, ni el dolor
De mi pueblo y de mi gente...

lunes, 21 de noviembre de 2011

Entre naranjos está Dios



La casualidad, y las circunstancias hacen del encuentro de noviembre una cita un poco particular. Como los caminos del Señor, afortunadamente, son inexplicables, no vamos a perder el tiempo “explicando” qué nos ha llevado a Lucho, Antonio, Ana, Lorena, Bea, Carmen, Silvia y otra Carmen a encontrarnos en un pueblo de Murcia (Mula) para hablar de Dios y compartir unas horas de nuestras agitadas existencias. 


Una comida comunitaria bajo un estupendo sol otoñal, hizo que esas “extrañas circunstancias” que nos habían llevado a este encuentro, se normalizaran, y se llenaran de sentido, porque no hay nada más grande que sentirte invitado por Dios a pasar tiempo con Él y con hermanos. La cuestión es que estábamos perdidos en medio de naranjos y todos encontramos nuestro pequeño momento de descanso en el fin de semana, que iniciamos “mirándonos”. Cuando no conoces algo lo miras con curiosidad, con ganas, a veces con prejuicios………y nosotros, pues no nos conocíamos. Bea nos invitó a mirar, en una preciosa oración llena de sensaciones provocadas por muchas, muchísimas miradas que nos atraparon. Había ojos alegres, esperanzados, tristes, desesperados, inquietantes, fue una magnífica y profunda manera de empezar. Hizo que buscásemos en los ojos de nuestra rutina, que pensásemos en las personas que nos rodean, y en su forma de mirarnos para poder conocerlos más. Así desmenuzamos la primera parte de la tarde del sábado, en el silencio de lo que dicen nuestras miradas y las de los demás. También en los momentos en que Jesús “miró” y lo que eso significó para los que fueron reconocidos. 



 Con ese clima de silencio, Silvia nos colocó delante la parábola del sembrador, muchas veces escuchada, pero de nuevo descubierta. La contó, la dividió en pedazos delante de nosotros, la analizó y nos regaló la pregunta que se puede multiplicar hasta el infinito. Porque el Evangelio tiene esa capacidad de descubrir, de interrogarnos, de revelarnos, de alimentarnos ….siempre sin limite, sin final. “Somos tierra buena”, “escuchad”, “donde ha caído en ti la semilla”, “qué frutos das tú”, “qué nos pide a cada uno”, “qué estamos dando”…….muchas frases que abrieron un diálogo con Dios, en el que cada uno, buscando un rincón, tuvo ese momento de intimidad que se pretende en estos encuentros.

 A las ocho llegaba Carmen, laica comboniana, desde Granada. Visita que agradecimos, por lo que supone conocer (más de cerca) otro carisma de la familia. Su llegada abrió el tiempo de compartir, y cada uno, con sus palabras, y su momento vital, contó a los demás, lo que había sentido en ese tiempo de soledad. Fue como siempre un momento rico, en el que personas con trayectorias diferentes, contamos un poco lo que somos, lo que Dios ilumina en nosotros, y es algo realmente grande. Es en las palabras de los demás donde también te descubres tú. Sientes que hay tanto de Dios en todas las personas, y también sientes la particularidad de lo que Dios hace en cada uno de nosotros. Somos únicos y somos hermanos. Es obvio que tanta “reflexión” nos abrió el apetito, y nos reunió al calor del brasero. Recuperamos fuerzas y pudimos escuchar concentrados lo que Carmen nos contó de su experiencia cinco años en República Centroafricana.

 Como en todas estas ocasiones, lo más grande fue conocer la historia de las sensaciones, de lo que a una persona que tiene su vida “en orden” le hace volar hacia otra parte, lejos. Contó lo que significa para ella la misión, lo que supone volver a España, con África en el corazón…..nos regaló frases e imágenes, que endulzaron lo que quedaba de sábado. 

Dormir y despertar en menos de un minuto. Porque al día siguiente nos esperaba una misa tempranera con la Comunidad de Dominicas, amigas con las que compartimos eucaristía y un riquísimo desayuno (producción propia) en el locutorio del convento. Fue otro momento mágico del fin de semana, porque la Eucaristía en el Coro del Convento de Santa Ana, es sencillamente especial. Y compartir, hablar, y reír con ellas, pues nos hizo disfrutar. A ese rincón de Murcia, Bea y Silvia trajeron con anécdotas y experiencias, un poco de Mozambique y de Ecuador. Viajamos todos los que estábamos allí por los caminos universales de Dios, comprendiendo que las distancias están en nuestra pobreza y en algunas miserias que a veces ensucian nuestro corazón, pero que la realidad es otra. 



Somos personas distintas, con trocitos del Reino en nuestro interior, que debemos vivir en paz, ¿por qué resulta tan difícil? Intentamos resolver ese “enigma” paseando por esta ciudad maravillosa, y tomando unas cervecicas en la plaza de las flores, con las que nos despedimos hasta el encuentro de diciembre, que puede ser más numeroso, porque los caminos del Señor son...

Carmen Aranda

¡Todos juntos!



¿No sería genial que todos nos pusiésemos de acuerdo para muchas más cosas...?

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Como Dios manda



Hoy me he descubierto diciendo dos veces en clase aquello de "como Dios manda". Y resulta que lo que Dios mandaba era sentarse en la silla correctamente o levantar la mano para pedir el turno de palabra, algo de lo que no estoy muy segura que hablara con los profetas o con su Hijo.

De vuelta a casa, pensaba en todas las veces que utilizamos a Dios en beneficio propio. Reconozco que resulta un argumento infalible, infinitamente mejor que el famoso "porque lo digo" y, no sólo eso: siempre te da un barniz de generosidad y buen cristiano que reluce y da esplendor. Al final, no sé cómo me las apaño porque me da la sensación de que lo que experimento de Dios y lo que se me escapa al transmitirlo, no tiene mucho que ver, ¿qué les queda a mis alumnos después de que yo diga con cara de sumo enfado "cuándo os vais a comportar como Dios manda"?

¿Por qué "lo que Dios manda" siempre está unido a modelos conservadores, inmovilistas? ¿por qué "lo que Dios manda" está tan lejos, para nosotros, de una postura radicalmente revolucionaria, inclusiva...que signifique luchar por un mundo en el que los derechos humanos sean respetados y defendidos? ¿quiénes somos nosotros para poner en boca de Dios lo que nos conviene?


lunes, 14 de noviembre de 2011

El poder fascinante del amor




El miedo puede llevarse por delante el tesoro que nos han confiado. Y el miedo sólo se vence confiando en nosotros mismos, pero también en la persona que te pide que te arriesgues, que sueltes las amarras, que dejes de aferrarte a lo conocido, a lo seguro. Que, por una vez, dejes de controlarlo todo y le des a la vida la oportunidad de entrar como un vendaval que ponga patas arriba tu mundo. 

No guardes el talento que Dios te ha dado, sácalo fuera, créete que es VALIOSO, deja que otro se maraville ante él, ponlo a funcionar y cambia tu vida y la del que tienes enfrente y te está esperando. 

Fuera miedos que sólo te llevan a estar dando vueltas en círculo y hacen que te pierdas el horizonte. CONFÍA. El que te llama jamás te hará daño, porque te quiere y está impaciente por ver ese talento. Y en eso consiste, precisamente, "el poder fascinante del amor"...


domingo, 13 de noviembre de 2011

La valentía de usar nuestros talentos



"Una vela puede dar luz solamente si la llama la consume. Sería inservible si su cera no alimentase el fuego. Permitid que Cristo arda en vosotros, aun cuando ello comporte a veces sacrificio y renuncia. No temáis perder algo y quedaros al final, por así decirlo, con las manos vacías. Tened la valentía de usar vuestros talentos y dones al servicio del Reino de Dios y de entregaros vosotros mismos, como la cera de la vela, para que el Señor ilumine la oscuridad a través de vosotros. Tened la osadía de ser santos brillantes, en cuyos ojos y corazones reluzca el amor de Cristo, llevando así la luz al mundo.

Confío en que vosotros y tantos otros jóvenes sean llamas de esperanza que no queden ocultas: "Vosotros sois la luz del mundo".

Benedicto XVI- Friburgo, septiembre de 2011

Para revertir la historia



“Sólo utópica y esperanzadamente puede uno creer y tener ánimos para intentar con todos los pobres y oprimidos del mundo revertir la historia, subvertirla y lanzarla en otra dirección” 

Ellacuría (1989)

sábado, 12 de noviembre de 2011

Nunca podrás, dolor, acorralarme






Nunca podrás, dolor, acorralarme.
Podrás alzar mis ojos hasta el llanto,
secar mi lengua, amordazar mi canto,
sajar mi corazón y desguazarme.

 Podrás entre tus rejas encerrarme,
 destruir los castillos que levanto,
 ungir todas mis horas con tu espanto.
 Pero nunca podrás acorralarme.

Ante todos los dolores que incendian el planeta
quiero confesar mi certeza
de que he sido amado
de que lo soy.
Quiero confesar
que he sido y soy feliz.

Y en este testamento he de dejar aún,
mi única riqueza mi esperanza. 
Tengo metros y metros para hacer, 
con ella millones de banderas. 

 No, mundo, sábelo: no me resignaré,
 no me resignaré jamás a tu amargura,
 no dejaré que el llanto tenga sal,
 ni que al dolor le dejen última palabra.

 Jose Luis Martín Descalzo

viernes, 11 de noviembre de 2011

La escuela de las 3000 ruedas en peligro




Una escuela primaria para niños  beduinos palestinos en Jerusalén será destruida después de que colonos israelíes hayan presionado a  los militares para proceder a la demolición. Esta demolición puede ocurrir en cualquier momento, lo que hará que tengan que salir de la escuela alrededor de 70 niños de la tribu árabe de Jahalin. El plan de la demolición de la escuela Jahalin es parte de una campaña más amplia de las expulsiones forzadas de los beduinos que viven en el este de Jerusalén, cerca del asentamiento israelí de Maale Adumim y Kfar Adumim. 

Estos dos asentamientos, como todos los demás territorios palestinos ocupados son ilegales según el derecho internacional. La escuela es utilizada por varias comunidades de beduinos de Al-Ahmar Khan, situado en la zona C de Cisjordania, donde Israel tiene el control total militar y civil. Estas comunidades de beduinos sufren el acoso continuo por parte de las autoridades militares israelíes y los colonos israelíes. El 1 de agosto 2011, un grupo de colonos del asentamiento de Kfar Adumim ha solicitado al Tribunal Superior de Justicia de Israel que el ejército explicara por qué no había procedido aún a la demolición de la escuela.

  


La petición cita una orden de demolición de las autoridades militares de Israel en junio de 2009, según la cual la escuela había sido construida sin permiso, a pesar de que es prácticamente imposible para los palestinos en la zona C obtener un permiso de construcción por parte de las autoridades israelíes. La escuela fue construida por la tribu árabe de los beduinos Jahalin de Khan al-Ahmar en el este de Jerusalén, con la ayuda de la organización no gubernamental italiana Earth Wind, otras organizaciones, las misioneras combonianas y vecinos de la zona. 

A algunas familias de Khan -Ahmar ya les  han demolido las casas y sus corrales de ovejas. En julio de 2011, la Administración Civil ha confirmado las órdenes de demolición de 12 viviendas y cuatro corrales para los animales de la comunidad. Existe una petición en contra de esta demolición, todavía pendiente ante el Tribunal Superior de Justicia de Israel. 

La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios informó de que el ejército israelí ha aprobado recientemente un plan para expulsar 2.300 beduinos asentamiento de Maale Adumim término municipal, donde viven desde 1948, sin consultar con ellos.

Tú puedes hacer ALGO: firma la petición de Amnistía Internacional... ¡y no te pares antes esta injusticia!

martes, 8 de noviembre de 2011

Muéveme

"Muéveme, mi Dios, hacia Ti.
 Que no me muevan los hilos de este mundo, no.
 Muéveme, atráeme hacia Ti, desde lo profundo..."

Hoy te pido, mi Dios, que me ayudes a verte en todo y en todos (y Tú ya sabes a lo que me refiero...)


miércoles, 2 de noviembre de 2011

Te he hecho a ti



Un hombre que pasaba por el bosque vio un zorro que había perdido sus patas, por lo que el hombre se preguntaba cómo podría sobrevivir. Entonces vio llegar a un tigre que llevaba una presa en su boca. 

 El tigre ya se había hartado y dejó el resto de la carne para el zorro. Al día siguiente Dios volvió a alimentar al zorro por medio del mismo tigre. Él comenzó a maravillarse de la inmensa bondad de Dios, y se dijo a sí mismo: “Voy también yo a quedarme en un rincón confiando plenamente en el Señor, y éste me dará cuanto necesito”. 

 Así lo hizo durante muchos días, pero no sucedió nada y el pobre hombre ya estaba casi a las puertas de la muerte cuando oyó una voz que le decía: “Oh, tú que te hayas en la senda del error, abre tus ojos a la verdad, sigue el ejemplo del tigre y deja ya de imitar al pobre zorro mutilado”. 

 Por la calle vi a una niña aterida y tiritando de frío dentro de su ligero vestidito y con pocas perspectivas de conseguir una comida decente. Me encolericé y le dije a Dios: “¿Por qué permites estas cosas? ¿Por qué no haces nada para solucionarlo?”. 

 Durante un rato Dios guardó silencio, pero aquella noche, de improviso, me respondió: “Ciertamente que he hecho algo, te he hecho a ti”. 

 Fábula del místico árabe Sa´di

martes, 1 de noviembre de 2011

Seguimos junto a nuestro pueblo



La violencia sigue presente en el Sur Kordofan (Sudán). Esta parte de Sudán está en la línea media entre los límites de la República de Sudán y la República de Sudán del Sur, y está siendo peleada por el norte. Es el Sur Kordofán y otras áreas que deberán decididir sobre su futuro: si pertenecer al gobierno de Sudán del Norte o al del Sur. El pueblo de las Montañas Nuba -localizado en el Sur Kordofán- no quiere pasar al norte, por tanto está recibiendo bombardeos continuamente. 

Las Misioneras Combonianas tenemos una comunidad en las Montañas Nuba, en Gidel, y ellas nos reportan el sufrimiento por el que aquél pueblo está pasando: gente mutilada, herida y muchos muertos. Debido a estos bombardeos la gente se ha estado desplazando a lugares más seguros ya que carecen de comida y de otros servicios básicos para su vida diaria. 

Desde el mes de junio del presente año las Montañas Nuba están llorando por la paz y la integridad de sus personas. Agradecemos a nuestras hermanas combonianas que siguen allá, "al pie del cañon" para acompañar a un pueblo sufrido y herido. 

Dios las recompense como Él sabe hacerlo.

domingo, 30 de octubre de 2011

Que Dios esté a gusto



Vamos a ver si es cierto que le amamos,
vamos a mirarnos por dentro un poco.

¡Hay cosas colgadas que a él le lastiman 
freguemos el suelo y abramos las puertas!

Borremos los nombres de la lista negra, 
pongamos a los enemigos encima de la cómoda, 
invitémosles a sopa. 

 Toquemos las flautas de los tontos, de los sencillos. 
Que Dios se encuentre a gusto si baja. 

 Gloria Fuertes

Noviciado misionero



El día 14 de septiembre, en Milán (Italia), comenzaron su andadura del noviciado con las misioneras combonianas, Anna y Loreta. Hasta hace bien poco estaban en Granada realizando su primera etapa de formación, el postulantado, y ahora desde Milán han querido compartir con nosotros lo que hacen y como se sienten. Les damos la palabra: 


 Hemos comenzado el curso y también con las actividades. Estamos con las clases de italiano para los inmigrantes y la catequesis con niños y jóvenes. El 3 de noviembre empezaremos con las bendiciones de las casas con los laicos del barrio… (una actividad que al menos aquí es muy común) ¡¡¡Quién sabe si nos dejan entrar!!!! La gente del barrio es muy acogedora y ya nos sentimos como en casa si bien todavía tenemos que conocer mucho mas de ellos, pero hemos entendido que también aquí estamos llamadas a la misión.

 El pasado fin de semana, con ocasión del Domund, hemos animado las misas dando nuestro testimonio misionero. Ha sido una ocasión para que la gente nos conociera y también para acercarnos a ella. 

En las fotos que os mandamos, estamos las dos el dia de la entrada al noviciado y como podéis ver en nuestras caras estamos felices de empezar este nuevo camino al seguimiento de Cristo siguiendo las huellas de nuestro querido Comboni. 

 Un beso de  Loreta y Anna



viernes, 28 de octubre de 2011

Te daré un corazón nuevo





Querido Dios (dos puntos)

Este verano, cuando estuvimos a solas, me dijiste que me darías un corazón nuevo. El mío seguía arrugado y agarrado a un pasado que nunca existió y yo quería cambiártelo. Creía que en el trato yo daba mucho y recibiría a cambio un corazón grande, ingente. Pero yo no veía que nada de eso ocurriese. 

Este verano, cuando estuvimos a solas, mi corazón creía saber todo el futuro y eso lo hacía estar tan, tan asustado. Muerto de miedo. Cansado de querer ser otro: mejor, más grande, más fuerte, más capaz de amar bien y de no volver a decepcionar a nadie.

Y cuando llegó toda la gente del universo, yo quería seguir teniendo a rabiar un corazón mejor, más grande, más fuerte, más capaz de amar bien y de no volver a decepcionar a nadie. E hice todo lo que tenía que hacer, escondiendo el que tenía (del tamaño de una canica, para aquel entonces) para que nadie viera que, en realidad, yo era una farsa dentro de aquella fiesta.

Este otoño no sé muy bien de qué tamaño es mi corazón, ni para qué sirve. No sé dónde voy a colocarlo, ni a quiénes quiere que invite a jugar a las canicas con él. Y ya cuento con que decepcionaré a otros. Sólo te pido que, al menos, no se te olvide encenderlo y que pueda seguir deseando. No te pido que cumplas la promesa de darme uno nuevo, me conformo con que le pongas tiritas a éste y siga funcionando. Para dar a otros, para luchar, para no rendirme, para sanar, para hacer reír, para abrazar, para poner locura, para besar, para acompañar, para hacer silencio. 

Para amar.

Tu criatura, que te quiere como puede

Beatriz


jueves, 27 de octubre de 2011

Tolerancia no es libertad religiosa



Lo hemos leído en el Bloc de Cristianisme í Justícia

Las protestas pacíficas de los cristianos egipcios acabaron, la semana pasada, con una violenta represión de la policía. La primavera árabe no llegará a florecer si no es capaz de integrar a los cristianos. La euforia vivida en la plaza Tahrir durante los días de la caída de Mubarak, donde cristianos y musulmanes reivindicaban juntos un nuevo Egipto se está transformando en desilusión para los primeros. 

 Ciertamente, un país no cambia de mentalidad de un día para otro, sobre todo, cuando, en el caso de la discriminación de los cristianos, no se trata simplemente de una cuestión de políticas de gobierno sino de mentalidad de la calle. El islam que se predica en las mezquitas defiende la tolerancia religiosa pero no la libertad religiosa. Es preciso hacer la distinción entre estos dos conceptos. La tolerancia significa que los cristianos tienen derecho a practicar su religión incluso abiertamente, a no ser obligados a convertirse al islam y a enseñar su religión a sus hijos. En cuestiones matrimoniales, de herencia y de funerales, se pueden guiar por un Estatuto Personal propio y no por la Ley islámica. Igualmente, se les permite comer cerdo y beber vino. Por esta tolerancia, el islam tradicional egipcio se presenta como moderado frente a los islamistas radicales. 

Sin embargo, esto no es una verdadera libertad religiosa, puesto que no ningún musulmán es libre para convertirse en cristiano, una musulmana no es libre para casarse con un cristiano, si un cristiano se convierte al islam sus hijos menores de 18 automáticamente se convierten en musulmanes por ley aunque no quieran… Técnicamente, no es correcto hablar de persecución de cristianos pero sí de clara discriminación. 

El artículo 2 de la Constitución declara que el islam es la religión del Estado y que la Sharía es es la fuente principal de legislación. El artículo 46 sobre la libertad de la práctica religiosa es interpretado normalmente en subordinación a este artículo segundo. Como una prolongación de las protestas anti-mubarak, los cristianos protestan ahora por su situación para no quedar excluidos del renacimiento árabe. Por esto, organizaron la semana pasada una manifestación pacífica. Pedían la supresión del artículo segundo de la constitución, la libertad para construir iglesias y que la religión no fuese mencionada en el carné de identidad, puesto que, al hacerse pública, los cristianos son rechazados para ocupar los lugares de responsabilidad en el país. 

Personalmente, conozco muy de cerca la necesidad de sobornar a alcaldes y a gobernadores para obtener el permiso no sólo de construir iglesias, sino de hacer la más mínima reforma en ellas. El presidente fue expulsado, pero la estructura del Estado continúa en las mismas manos. Estos no quieren perder el poder, y buscan de nuevo la confrontación religiosa para mantenerlo. Los egipcios estaban hartos de Mubarak, y los cristianos continúan estándolo de la discriminación.

miércoles, 26 de octubre de 2011

La misión puede ser tu camino

¡Hola a todos y todas! 

Octubre es el mes misionero y como tal tenemos la suerte de escuchar hablar de la misión y de las necesidades de nuestros hermanos y hermanas del Sur en nuestras parroquias y en nuestro entorno, al menos este domingo del DOMUND vuelven a estar muy presentes tantos misioneros que están dando su vida en otras tierras. 

Como cada año nosotros hemos empezado con fuerza el curso, con ilusión y ganas de crecer. Queremos aprovechar este momento para invitarte a unirte a nosotros. Si sientes un hormigueo cada vez que se habla de otros países más desfavorecidos, si algo se mueve dentro al pensar en la misión, no le des la espalda a este sentimiento. Te invitamos a participar en un proceso de discernimiento en grupo, con otra gente como tú que también se plantea su vida en clave de misión. Ahora es un buen momento para entrar, tenemos un grupo de gente que se ha acercado a comenzar el proceso este año y podemos completar el grupo contigo. 

Camina en grupo y descubre si tu camino es el de la misión, en oración, reflexionando, debatiendo, formándote, etc. 

Si estás interesado/a no dudes en escribirnos a laicosmisioneoroscombonianos@gmail, a laicoscombonianos@gmail.com, o llámanos al 942575037 y te pondremos en contacto con el grupo más cercano a tu ciudad. 

No esperes más, si te lo estás preguntando… ¡busca la respuesta!

La guerra de Emma



A través de El Confidencial


El aspecto externo de este libro, con sus tonos deslucidos, sus grecas y motivos estudiadamente retro junto a la fotografía de la portada no pueden despistar más respecto a su contenido. ¿Tal vez una novela romántica y de aventuras? ¡Pues no! Nos encontramos ante una obra muy potente, un ensayo sobre el devenir de la historia de Sudán en los últimos siglos y más particularmente desde su independencia del imperio británico. Y junto a Sudán, la de sus vecinos sin la que esta sería incomprensible, Egipto y Kenia, pero sobre todo Etiopía y Somalia. 

 El hilo conductor de la obra es la vida de Emma McCune, una joven aventurera inglesa que obsesionada con África, no cejó hasta obtener empleo en una ONG que trabajaba en territorio sudanés, trasladándose allí. Dedicó su mayor empeño a la reconstrucción y avituallamiento de las escuelas del sureste de Sudán que, inmerso en una interminable guerra civil, había dado al traste con todas ellas. Pero aunque su vida es singular, el tema central es la historia del país, desde el comienzo del próspero negocio de la esclavitud desarrollado por los árabes, hasta ese enfrentamiento entre el norte, de mayoría árabe musulmana con gobiernos cada vez más radicales, de donde partió la Yihad universal, impulsada por Bin Laden entre otros, y el sur disgregado en infinitas etnias, tribus, familias, cada una con territorios acotados y defendidos con los dientes, de tradiciones cristianas y animistas. 

Y el tema clave, la existencia de yacimientos petrolíferos en el sur, ambicionados por el gobierno de Jartum, que no ha dudado en expulsar y asesinar a las tribus lugareñas y en armar a diferentes facciones rebeldes del sur para que luchasen entre ellas. Esta estrategia del gobierno central ha resultado de una eficacia impecable. Las dos grandes facciones en que se dividió el EPLS (Ejército popular de liberación de Sudán) han luchado entre sí durante 22 años, mientras dejaban el campo libre al gobierno para apoderarse de los territorios petrolíferos y obligar a la población a desplazamientos terribles que acababan con frecuencia en la muerte. Y someter además a esos territorios a la ley islámica, armando a unas aldeas contra otras, masacrando, arrasando e incendiando cualquier indicio de vida que encontraban a su paso. 

 Pero hay más, mucho más: la impresionante reflexión, que sobre la cooperación humanitaria y sobre la intervención exterior en áreas en conflicto, provoca inevitablemente en el lector la exposición de los hechos. La actualidad y la urgencia de encontrar cauces apropiados para ambas no puede ser más imperiosa. Hace poco las noticias nos alegraban con la cifra de 29.000 niños muertos en Somalia en los últimos tres meses, con cientos de muertos en Siria por la represión policial a las protestas contra el gobierno, con el secuestro de cooperantes y embarcaciones. 

 No creo que la intención de la autora sea la de transmitir un escepticismo que conduzca a la inhibición absoluta en la escena internacional, pero sí una mayor reflexión, conocimiento y valoración de las personas afectadas y sus necesidades. La compleja red de intereses, conflictos, venganzas, soberbias y envidias que se ocultan tras las encendidas proclamas de democracia y libertad de los poderosos para hacer lo que les venga en gana, al final -y siempre- tiene una gran víctima, la población civil, especialmente las mujeres, ancianos y niños. 

 ¿Cómo nos podemos lucrar en el mundo occidental con la industria armamentística? ¿Acaso no sabemos en qué manos acaba y para qué la utilizan? Esta es la sangrienta y cotidiana historia de tantos países africanos, desangrados por las periódicas sequías y epidemias, pero sobre todo por tiranos implacables, que azuzados a menudo por el marxismo y el islamismo más extremo siguen sometiendo a sus poblaciones al expolio, éxodo y genocidio, pensemos en Ruanda, Liberia, Etiopía, Sudán, Congo, etc. 

 La lectura de esta obra puede encender pasiones, ojalá su fuego sea duradero y cada uno de nosotros contribuya con todos los medios a su alcance a cercenar el terrible poder que el mal tiene sobre el mundo.

martes, 25 de octubre de 2011

Quiero seguir caminando



El 10 de octubre, día de san Daniel Comboni, Giusi empezó su segundo año de postulantado. Así lo vivió y así quiere compartirlo con nosotros :)

Fiesta grande para la Familia Comboniana, y para mí, este año, tiene un sentido diferente. Me invita a comprometerme aún más y a decir de nuevo SÍ, a contar mí deseo de continuar el camino de postulantado con las Misioneras Combonianas.

Hay momentos en la vida en los cuales parece que la luz y el calor que iluminaban tu vida estuviesen escondidos en un lugar recóndito jugando “al escondite”, listos para ser buscados y empezar el juego otra vez.

Hoy me viene en ayuda Comboni que, con sus palabras y su existir, me enciende una pequeña linternita en mi camino para que pueda seguir el sendero. Un hombre que, con su audacia, valentía y gran confianza en Dios, ha sabido ir adelante a pesar de todas las incomprensiones, las dificultades y los sufrimientos.

Junto a nuestra madre general, sor Luzia Premoli, que nos invitaba a seguir siempre adelante como Comboni, cada uno con su paso, pero sin pararse en el camino hasta el último respiro, estoy decidida a seguir cargada del equipaje adquirido en el primer año de formación y lista para seguir llenándolo con este segundo año.

Y digo:

Señor acepta mi corazón y mis manos
Para que sean tu instrumento de amor
Brazos abiertos para acoger a los más pobres
Desde siempre es mi deseo vivir contigo,
Vivir como Tú. Dame Tu mano,
Para que yo ande, donde andas Tú
Para que yo quiera como quieres Tú
A pesar de mi contradicciones y falsedades
Con ojos nuevos…Tus ojos de CON-PASIÓN

Giusi

viernes, 21 de octubre de 2011

Adoracion




"Quedarme ahí, SER esto, adoración simplemente, calladamente, sin canto, sin palabra, sin gozo en los sentidos." 

Cristina Kaufmann, OCD 

 ¿Por qué estas frases de Cristina me llegan tan hondo como haciendo eco en el corazón? 

 Algo tan simple, tan parecido a no hacer nada, y sin embargo es adoración, es dejarse hacer. 

 Sin nada que distraiga, ni canto, ni palabra, ni gozo sentido, sino sólo ser adoración de Quién te espera.

 También sin palabras, sin música, con un inmenso amor de Padre que quiere compartir Su vida contigo, darte paz y felicidad porque es todo Amor. 

 Ana María Gallart, rscj

Para una amiga, que acaba  de empezar a "compartir" su vida...

Mi mitad del sandwich

jueves, 20 de octubre de 2011

Sólo quien ama



Amar...pero, ¿quién ama?
Volar...pero, ¿quién vuela?
Pero, ¿quién ama?
Pero, ¿quién vuela?
Sólo quien ama, vuela.

Miguel Hernández


Ni guapos, ni ricos



No son guapos, ni ricos, ni juegan bien al fútbol pero en muchos casos sí son cristianos... Desde luego podrían dar lecciones de humildad a más de uno. Y posiblemente de alguna cosa más. Estas personas nos muestran cada día que en cada uno de nosotros conviven capacidades y discapacidades, y que a pesar de las limitaciones, los seres humanos buscamos lo mismo: que no nos silben. Quizás también que nos apoyen para conseguir las metas que nos propongamos, sean grandes o pequeñas. 

Muchas personas con discapacidades, visibles y reconocidas, nos sacan de los patrones y estándares de belleza que una y otra vez tratan de imponernos la sociedad de consumo y de la imagen en la que vivimos. Es algo que percibo diariamente, ya que tengo la suerte de trabajar con personas con discapacidad intelectual. A estas personas también les gusta ponerse guapos y guapas, estrenar ropa, ir bien vestidas y, sobre todo, agradecen con alegría que se lo digan. Como a todo el mundo. Sin embargo, aceptan con sencillez los piropos y no generan envidias, tal vez porque no buscan la admiración del entorno. 

 En algunos casos forman parte de familias con buena posición económica, pero la mayoría viven con lo justo. Reciben una mínima pensión y es mucho más difícil que accedan a un empleo, al trabajo remunerado. Muchos no manejan el dinero; para Carlos, por ejemplo, lo máximo que puede costar un ordenador o un coche son diez euros. Es difícil así hacerse una idea de la crisis económica global (yo confieso que tampoco la entiendo muy bien) pero sí saben que las cosas cuestan y que no se puede derrochar (sobre todo los botes de pegamento del taller).

 El Papa Benedicto XVI los ha elegido para ponerlos en un lugar preferente en su reciente visita a España con motivo de las Jornadas Mundiales de la Juventud. A algunos les ha sorprendido, pero hay una razón bastante lógica: la Iglesia, las iglesias, son de los pocos lugares donde hoy por hoy no se les expulsa aunque no sean guapos, ni ricos, ni jueguen bien al fútbol. En la medida en que trabajemos para lograr una sociedad algo más integradora y diversa, donde se valoren las capacidades de todas las personas y nos prestemos unos a otros los apoyos que necesitamos, descubriremos que no hace falta ser guapo, ni rico para ser Cristiano.

Lo hemos leído en la nueva edición de PastoralSj

jueves, 13 de octubre de 2011

Instantáneo


En la oración



Estas últimas semanas me ha costado sentarme delante del ordenador y compartir con vosotros qué se me pasaba por la cabeza y por el corazón. Han sido días muy intensos, en una mezcla de actividad frenética con ratos en los que literalmente no había otra cosa que hacer que estar tumbada en la playa. Días en los que he hecho decisiones trascendentales. Días en los que abiertamente me he preguntado en qué se sustenta mi fe y dónde estaba Dios. Días en los que casi no había tiempo para pensar o lamentarse, sino para seguir hacia delante.

Y durante todas estas semanas, sin embargo, he sentido algo que jamás antes había experimentado: realmente, la oración de los demás me ha sostenido. Había agobios, prisas, nervios, malos sueños...pero a la vez, la sensación de estar segura. Mensajes, e-mails, promesas de agosto, conversaciones por teléfono o por cualquier medio imaginable a través de las cuales mucha gente me recordaba "Estoy pidiendo por ti" o aquel mágico "Estamos juntos en Dios" y que convertí en oración interminable hasta quedarme dormida.

Gracias a todos los que desde lejos me tuvisteis en vuestra oración. Creo que no os podéis imaginar lo que ha significado para mí y lo que ha abierto mis ojos a Dios...

domingo, 9 de octubre de 2011

San Daniel Comboni



Hoy, día 10 de octubre, es un día especial para la familia comboniana: celebramos el día de san Daniel Comboni, nuestro fundador. Éste es un pequeño homenaje a su vida y a su obra, para compartir con vosotros el origen del carisma que nos impulsa a llevar la Buena Noticia a todos los rincones de la tierra, especialmente a aquellos más olvidados.

Hijo de campesinos pobres, llegó a ser el primer Obispo de Africa Central y uno de los más grandes misioneros de la historia de la Iglesia. La vida de Comboni nos muestra que, cuando Dios interviene y encuentra una persona generosa y disponible, se realizan grandes cosas. 

 Daniel Comboni nace en Limone sul Garda (Brescia, Italia) el 15 de marzo de 1831, en una familia de campesinos al servicio de un rico señor de la zona. Su padre Luigi y su madre Domenica se sienten muy unidos a Daniel, que es el cuarto de ocho hijos, muertos casi todos ellos en edad temprana. Ellos tres forman una familia unida, de fe profunda y rica de valores humanos, pero pobre de medios materiales. La pobreza de la familia empuja a Daniel a dejar el pueblo para ir a la escuela a Verona, en el Instituto fundado por el sacerdote don Nicola Mazza para jóvenes prometedores pero sin recursos. 

En 1854, Daniel Comboni es ordenado sacerdote y tres años después parte para la misión de Africa junto a otros cinco misioneros del Istituto Mazza, con la bendición de su madre Domenica que llega a decir: «Vete, Daniel, y que el Señor te bendiga». Después de cuatro meses de viaje, el grupo de misioneros del que forma parte Comboni llega a Jartum, la capital de Sudán. El impacto con la realidad Africana es muy fuerte. Daniel se da cuenta en seguida de las dificultades que la nueva misión comporta. Cuando regresa a Italia, el recuerdo de Africa y de sus gentes empujan a Comboni a preparar una nueva estrategia misionera. En 1864, recogido en oración sobre la tumba de San Pedro en Roma, Daniel tiene una fulgurante intuición que lo lleva a elaborar su famoso «Plan para la regeneración de Africa», un proyecto misionero que puede resumirse en la expresión «Salvar Africa por medio de Africa», fruto de su ilimitada confianza en las capacidades humanas y religiosas de los pueblos africanos. 

 En medio de muchas dificultades e incomprensiones, Daniel Comboni intuye que la sociedad europea y la Iglesia deben tomarse más en serio la misión de Africa Central. Para lograrlo se dedica con todas sus fuerzas a la animación misionera por toda Europa, pidiendo ayudas espirituales y materiales para la misión africana tanto a reyes, obispos y señores como a la gente sencilla y pobre. Y funda una revista misionera, la primera en Italia, como instrumento de animación misionera. Su inquebrantable confianza en el Señor y su amor a Africa llevan a Comboni a fundar en 1867 y en 1872 dos Institutos misioneros, masculino y femenino respectivamente; más tarde sus miembros se llamarán Misioneros Combonianos y Misioneras Combonianas. 

 En 1880 Comboni vuelve a Africa por octava y última vez, para estar al lado de sus misioneros y misioneras, con el entusiasmo de siempre y decidido a continuar la lucha contra la esclavitud y a consolidar la actividad misionera. Un año más tarde, Comboni cae enfermo. El 10 de octubre de 1881, a los 50 años de edad, marcado por la cruz que nunca lo ha abandonado «como fiel y amada esposa», muere en Jartum, en medio de su gente, consciente de que su obra misionera no morirá. «Yo muero –exclama– pero mi obra, no morirá». 

 Comboni acertó. Su obra no ha muerto. Como todas las grandes realidades que « nacen al pie de la cruz », sigue viva gracias al don que de la propia vida han hecho y hacen tantos hombres y mujeres que han querido seguir a Comboni por el camino difícil y fascinante de la misión entre los pueblos más pobres en la fe y más abandonados de la solidaridad de los hombres.

sábado, 8 de octubre de 2011

La otra cara de Dubai




Dubai. Cuando se oye el nombre  de Dubai, lo primero que se nos viene a la cabeza son  los edificios grandes y lujosos, los hoteles de cinco estrellas (¡o siete!) que se ve en los anuncios: Burj Dubai (la torre más alta del mundo!), Jumeirah Burj, Burj Al Arab ... ¡sólo por nombrar unos pocos! 

En esta sociedad "todo habla de la grandeza, la pompa, la competitividad," y lo "que cuenta"  es sólo la apariencia. El 80% de la población de Dubai está formado principalmente por inmigrantes procedentes de países asiáticos: India, Filipinas, Pakistán, Bangladesh, Nepal ... Ellos vinieron en busca de trabajo para apoyar a las familias en casa. Para algunos inmigrantes, Dubai era como un espejismo, un sueño largamente esperado, pero a menudo este espejismo se desvanece como una pompa de jabón. 

Vinieron a trabajar atraídos por las promesas de los empresarios que, en el momento del contrato, retuvieron sus pasaportes, lo que evita un posible retorno. La crisis económica mundial también ha afectado a esta gran metrópoli y las empresas se han cerrado por falta de trabajo y la financiación. Como resultado, muchos se encontraron sin trabajo, sin dinero y, en particular, sin pasaporte u otro documento legal, y por lo tanto no pueden regresar a sus países de origen. El que tiene la suerte de tener todavía puestos de trabajo, está mal pagado, con salarios mínimos (de 400 Dirahms a 800 - 1 euro equivale a poco más que a 5 Dirahms). Hay quien, mientras trabaja hace meses que no recibe su cheque de pago. Mirando a su alrededor por las calles de Dubai, donde muchos edificios están incompletos debido a la crisis económica mundial que ha afectado gravemente al campo de la construcción del emirato, y donde los que trabajan bajo un sol abrasador (sin duda, inmigrantes) yo me preguntaba:" ¿Quiénes son estos trabajadores? ¿De dónde vienen? Y especialmente, ¿dónde y cómo viven aquí en Dubai?  No hace falta mucho tiempo para descubrir la verdad, y es una verdad muy triste. 

En los Emiratos de Dubai,y muy cerca, hay muchos "campos de trabajo", donde la mayoría de estos inmigrantes viven en condiciones realmente inhumanas. Una veintena de personas viven hacinadas en una habitación pequeña, con sólo tres camas literas, otros tienen que encontrar un lugar y dormir en el suelo. En algunos "Camps" los inmigrantes también deben pagar la renta mensual de 3.000 Dirahms, dividido por el número de personas que viven allí y es claro que los salarios son también obligados a ahorrar en la comida. Los que no reciben un salario se basa en la bondad, la generosidad y la solidaridad de la OMS y otros más afortunados. 

Ellos no tienen ningún derecho humano, están separados de la sociedad, viven en condiciones deplorables, y su único deseo es regresar a sus países de origen.  Desafortunadamente, incluso  sus respectivas embajadas no son de mucha ayuda. Sus compatriotas con necesidades son demasiados. El "samaritano" Grupo de la Parroquia de Santa María en Dubai, recientemente lanzó un llamamiento a todos los feligreses desafiando su generosidad, enumera una serie de productos de alimentos para satisfacer las primeras necesidades de los que viven en los campos de trabajo, una generosidad  que va más allá de nuestras expectativas y nos permitió implementar con más"de 500 bolsas de comida a los inmigrantes que residan en uno de estos "campos de trabajo". Pero muchos otros se quedaron en la cola, a la espera de recibir algo de ese día que, por desgracia, no llegó. 



Todos los viernes, con algunos voluntarios, voy a uno de estos" campos ". Ya he visitado varios en los que podía ver y tocar la dura y triste realidad de estos inmigrantes. Y estos son algunos ejemplos.Varios empresarios han cerrado sus empresa de Dubai y se fueron llevándose con ellos su pasaporte: los trabajadores de Nepal se han quedado sin trabajo, sin documentos legales, y sin un hogar. Para dormir en los parques y la comida tiene que depender de la caridad de la gente. María ha trabajado en Dubai desde hace dos años. Su Visa expiró el año pasado. Le gustaría regresar a su país de origen, pero no  puede "darse el lujo" porque no tiene dinero para el pasaje aéreo. Ramesh, atrapado aquí en Dubai porque no el empresario  le debe 9.000 Dirahms. Sin dinero, Ramesh no tiene ninguna posibilidad de retornar a la India. Él también debe confiarse a organizaciones no lucrativas que reciben por lo menos una comida al día. Shankar, un carpintero que perdió su trabajo porque la empresa donde trabajaba cerró y no pudo pagarle. Sus jefes no le han vuelto nunca a su pasaporte, ni lo mucho que le debían. Satnam trabajaba como vigilante de una empresa. Después de 11 meses de trabajo sin sueldo fue despedido. Su pasaporte está "misteriosamente" perdido. Él también se une a la larga lista de aquellos que reciben las comidas de los voluntarios. La lista de los que está en necesidad extrema se extiende. 

¿Quién hubiera pensado encontrar estas realidades dolorosas aquí, en Dubai? Una triste verdad oculta a los ojos de la gente.

Sr. Agnese Elli
Related Posts with Thumbnails