domingo, 14 de diciembre de 2014

Nadar en un mar de gratitud


"Estad siempre alegres. Sed constantes en orar. Dad gracias en toda ocasión: ésta es la voluntad de Dios en Cristo Jesús respecto de vosotros. No apaguéis el espíritu, no despreciéis el don de profecía; sino examinadlo todo, quedándoos con lo bueno."

Carta del apóstol san Pablo a los Tesalonicenses

martes, 9 de diciembre de 2014

El torrente



"Dentro de cada uno de nosotros hay una corriente incesante de sueños, de alegrías y tristezas, de deseos. ¿A dónde va todo ese caudal? ¿A qué desembocadura quiero llegar? 

Quiero ,ciertamente,encontrar Tu rostros, Tu abrazo, quiero oírte decir mi nombre. Recibe el torrente que hay en mí, la abundancia, la fragilidad.

Espero en Tu Palabra y me aferro a la certeza del silencio eternamente habitado, que es la mejor forma de decir: Sí"

José Luís Artur, sj

lunes, 8 de diciembre de 2014

Don casi infinito



"Para esperarte tengo el sentimiento.
Esperanzado, nada tengo. Un viento,
acaso, que me enlaza a lo lejano.
La esperanza es un premio gratuito
a la espera; un don casi infinito
por un merecimiento casi humano."

Rafael Guillén

sábado, 6 de diciembre de 2014

Apaguen las luces



"No guardo memoria de acontecimientos significativos en el año que termina. Lo único que veo cuando vuelvo atrás la mirada es la muerte de 15 emigrantes en la playa del Tarajal, frontera de Ceuta. 

Ese acontecimiento ocupa en la memoria todo el año, porque los muertos siguen muertos, porque los vivos siguen sin asumir la responsabilidad de aquellas muertes, porque los emigrantes siguen sufriendo y muriendo, porque los Gobiernos siguen ignorando las llamadas de la justicia, de la humanidad, del sentido común, a afrontar este problema. 

Por justicia, por humanidad, por sentido común, apaguen las luces de la Navidad. Encendidas, son un escarnio. Apagadas, pueden ser una poderosa llamada de atención: ¡Apaguen las luces! El niño ha muerto en el Estrecho." 

Santiago Agrelo, arzobispo de Tánger.

domingo, 30 de noviembre de 2014

Más allá de los fuegos artificiales



Primer domingo de Adviento

«No hay que buscar fuera. No hay que irse a lo espectacular. Dios es la máxima simplicidad y el máximo don. Bendito seas por regalarnos tanto. Eres apenas un murmullo imperceptible que nos llena el alma y nos la deja tan apegada a Ti que ya no es posible separarla nunca jamás». 

Antonio García Rubio

sábado, 29 de noviembre de 2014

¿Preparados?




Compartimos con vosotros uno de nuestros calendarios de Adviento preferidos, a través de Fernando Mosteiro de Odres Nuevos.

¿Preparados? :)

jueves, 27 de noviembre de 2014

Amad a África



“Amad a África. Amad a la gente a la que sois enviadas/os.Yo he amado todo de África, su pasado, su porvenir,sus montañas, su cielo azul, su sol, las grandes líneas de sus desiertos…

Amad a África por sus heridas y sus gritos de dolor…

Amadla aunque tengáis que sufrir, amadla con todas las razas,que un día llegaran a fundirse en un solo pueblo” 

Cardenal Lavigerie, fundador de las Misioneras de Nuestra Señora de África 
y los Misioneros de África

Cuando se apaguen las luces




"Cuando se apaguen las luces, cuando los medios dejen de hablar de Sierra Leona, de Guinea, de Liberia, de África y nadie piense ya en el ébola, los niños se quedarán con nosotros y tendremos que cuidar de ellos".

El misionero argentino Jorge Crisafulli, responsable salesiano de los países de habla inglesa de África Occidental, mantuvo el pasado 7 de noviembre un encuentro con periodistas en Madrid para hablar sobre la crítica situación que ha provocado la epidemia de ébola en esta región del continente. El virus ha dejado ya en Sierra Leona a 530 niños y niñas sin padres ni hermanos, y las autoridades han pedido a los salesianos presentes en la zona que se hagan cargo de los huérfanos.

Crisafulli, que lleva 20 años trabajando en la región, informó de que además de los menores que se han quedado sin familia hay otros 1.500 en cuarentena, sospechosos de haber contraído el virus, a los que hay que atender.

Los salesianos han lanzado la campaña 'SOS. Hijos del ébola' para sensibilizar, informar y movilizar ante el aumento vertiginoso de contagios, la falta de infraestructura sanitaria y de personal, y la insuficiencia de una ayuda internacional que está llegando tarde y lentamente.

"Nos vamos a quedar hasta el final. No importan los riesgos, nos vamos a quedar con nuestra gente. Vamos a vivir con ellos y vamos a salir de este pozo luchando todos juntos", aseguró el religioso.

domingo, 16 de noviembre de 2014

Mártires del Salvador




16 de noviembre

Distintos nombres. Distintas nacionalidades. Hombres y mujeres. Desde el rector de la UCA (Universidad Centroamericana José Simeón Cañas) hasta la empleada doméstica de la comunidad. Todos unidos por el mismo proyecto: el Evangelio, que ante las injusticias se vuelve impertinente.

Todos truncados por la misma muerte: un asesinato colectivo dentro de su misma casa, el 16 de noviembre de 1989 a El Salvador. ¿Su "culpa"? Educar, no para la sumisión, sino para la liberación que trae Jesucristo. Sus verdugos se aseguraron de dejar pruebas falsas antes de partir.

Los mártires dejan en herencia un jardín de rosas rojas que chilla y canta, con sangre y perfume, el invencible poder no-violento del Reino."

De Vocaciones jesuitas.

La ilustración es de Ignasi Flores.

Nosotros somos el talento





(No tenemos talentos, nosotros somos los talentos)

"Hace unos días escuché: no somos "tener-humanos". Nosotros somos "seres-humanos". No importa lo que tenemos, importa lo que somos. 

Seamos auténticos, seamos entusiastas. "Entusiasmo" viene del griego "En + Dios". ¡Estemos en Dios! Os lo digo de verdad: así, seremos felices"

domingo, 2 de noviembre de 2014

Ellos van en frente




Hoy es el día de la Conmemoración de los fieles difuntos. La liturgia nos invita a descubrir que el proyecto de Dios para el hombre y la mujer es un proyecto de vida. En el horizonte final no está la muerte, ni el fracaso, ni la nada, sino la comunión con Dios, la realización plena del hombre, la felicidad definitiva, la vida eterna.

El Día de los difuntos no es un día de tristeza y de luto. Es día de una comunión aún más íntima con aquellos “que no perdimos, porque, simplemente, van en frente”. Es día de esperanza porque sabemos que nuestros hermanos resurgirán en Cristo a una vida nueva. Es, sobre todo, día de oración.

En este día reflexiona sobre cómo va tu  conversión. Permítete tener un día de “Cerrado por balance” , de esos días en los que se paraliza todo, se totalizan ganancias y pérdidas y se promete, y se permite, una vida nueva.

Traducido de Passo-a-rezar.


sábado, 1 de noviembre de 2014

Amar, fallar y amar



Hoy es el día de todos los que buscaron a Dios y lo encontraron.

"Ansiamos un amor pleno, íntegro, total. Lo llevamos escrito en la piel. Y vamos encontrando chispas, destellos, reflejos de ese amor los unos en los otros. Pero no podemos alcanzarlo por completo, ni poseerlo, porque eso acabaría con él y sólo en Dios podemos encontrarlo de forma definitiva y por entero. Cuando estemos cara a cara, ahí, ese será el momento. 

Hasta entonces, arremanguémonos la camisa y hagamos todo por amar (y fallar), amar (y fallar), amar (y pedir ayuda a Dios y a los demás para no fallar tanto) y amar mejor, cada uno de los días de nuestra vida. Cuando lleguemos al cielo, nuestros nombres estarán escritos en el libro de la vida. Amén."

João Delicado.

martes, 28 de octubre de 2014

Que me acuerde siempre



"Señor, que no deje jamás de buscarte,
que busque ardientemente tu rostro.
Dame fuerza para buscarte.
Tú, que me has hecho ya encontrarte
y que me has dado la esperanza
de encontrarte siempre un poco más,
Señor, Dios mío, concédeme
que me acuerde siempre de ti,
que te conozca y te ame."

Agustín de Hipona

domingo, 26 de octubre de 2014

Los nadie



Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadie con salir
de pobres,
que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte, que llueva a
cántaros la buena suerte;
pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca.
Ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho que los
nadie la llamen,
aunque les pique la mano izquierda, o se levanten con el pie
derecho,
o empiecen el año cambiando de escoba.
Los nadie: los hijos de nadie, los dueños de nada.
Los nadie: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre,
muriendo la vida, jodidos, rejodidos.
Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no profesan religiones, sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos, sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la
prensa local.
Los nadie, que cuestan menos que la bala que los mata.

Eduardo Galeano

martes, 21 de octubre de 2014

¿A dónde vamos?



El fin de semana del 18 y 19 de octubre nos reunimos en Madrid el grupo de Jóvenes en Misión.

Como primer encuentro del año, es una puerta que abrimos a la ilusión de comenzar este curso. Así comenzamos el encuentro, con una oración guiada por nuestra compañera María, ¿Tocamos la puerta de Dios? ¿O es Él el que toca la nuestra?, ¿Quién llama hoy a nuestra puerta? ¿La abrimos, a quién, a qué?. Respondiendo estas cuestiones nos fuimos acercando a diferentes realidades sociales y personales.

Más tarde se acercaron Gonzalo e Isabel, un matrimonio Laico Misionero Comboniano, a compartir con nosotros su reciente experiencia misionera en Perú. Todos terminamos con la sensación de que hablaban con el corazón, ese corazón que seguía latiendo en, y por, Villa Ecológica (Arequipa, Perú). Sobre todo fue un momento de compartir: compartir experiencias, vivencias, historias de vida e impresiones.

Ya por la tarde la Hna. Rosario nos invitó a existir. Es decir, a “salir de donde estamos parados” (en griego, Ek-sistir). A cambiar, a construir y a recrearse. A saber ver la felicidad. ¿Existo? ¿Estoy paralizado por mis miedos?.


Para terminar el día nos reunimos a celebrar una pequeña vigilia, un momento cercano y entrañable. En la que compartimos nuestros sentimientos y pensamientos con la jornada del Domund como telón de fondo.

El domingo tuvimos la compañía de la Hna. Celia. Quién nos enseñó a entrar en nosotros mismos, a autovalorarnos y autoconocernos. ¿Me aprecio, me respeto? ¿Me conozco, puedo enfrentar mis miedos?


Este encuentro ha significado un acercamiento. Nos hemos acercado a nosotros mismos, al otro y al pueblo peruano.

Íñigo Vitón García

lunes, 20 de octubre de 2014

Los misioneros decimos




COMUNICADO A LA OPINION PÚBLICA


Los abajo firmantes, responsables de institutos específicamente misioneros, con motivo del Día del DOMUND 2014, queremos reafirmar que Renace la Alegría y decir también una palabra de esperanza.

Es obvio para todos que este año en España el DOMUND ha recibido sobre sí una sombra de tristeza y de dolor: la muerte –a causa del ébola- de los misioneros de S. Juan de Dios Miguel Pajares y Manuel García, y la contaminación de la auxiliar de enfermería Teresa Romero con la misma enfermedad, ha golpeado a la sociedad española y a las comunidades cristianas de nuestro país.

Sea nuestra primera palabra de reconocimiento y gratitud por el testimonio de los dos misioneros muertos y por los muchos más que han decidido quedarse al lado de todos los enfermos de ébola en África. Así mismo, por el ejemplo de entrega y servicio de Teresa, que se ofreció voluntaria para atender a los dos primeros. Queremos solidarizarnos especialmente con ella, ahora que se nos dice que “ha bajado la carga viral y sus órganos mejoran”. Esperamos su total recuperación y rezamos por ello. 

Y nos solidarizamos con todos los trabajadores de salud que han puesto y siguen poniendo su profesión, sus conocimientos y su dedicación a una causa tan noble como es frenar el azote de esa enfermedad aquí y, sobre todo, en los países más afectados. Vaya nuestro reconocimiento a todos -creyentes y no creyentes- los que entregan su tiempo y sus vidas en defensa de la de los demás y buscando otro mundo posible: más justo, equitativo y solidario.

En el mismo sentido reconocemos y agradecemos las voces que en la sociedad española han llamado la atención sobre los graves problemas que aquejan a muchos países que –a causa del empobrecimiento y sus consecuencias- se ven condenados a ver morir a muchos de sus hijos “antes de tiempo”. Esa sensibilidad nos honra a todos, como personas y como creyentes (quienes lo seamos). Denunciamos, eso sí, que un importante sector oficial y de la prensa hayan centrado sus críticas en la “posible irresponsabilidad de Teresa” en el contagio. También es indigno que no se reconozca y valore, por encima de todo, su actitud de servicio, su entrega y su sacrificio en un trabajo arriesgado. 

Así mismo, lamentamos que otro sector de la población (incluso autoridades) haya dado reiteradas muestras de egoísmo, individualismo y cerrazón, con una exagerada preocupación sólo por “nuestros” problemas – por nuestra seguridad - y olvidándose totalmente de los países que más sufren el ébola y, por supuesto, otras enfermedades y lacras que causan diariamente muchos miles de muertes. Muy acertadamente alguien ha dicho que esas personas se preocupan “más que de salvar a los pobres, de salvarse de los pobres”, levantando todo tipo de muros y barreras que nos aíslen y los aíslen. En un mundo globalizado eso ya no es posible: ¡o nos salvamos todos o juntos pereceremos!

Por eso exigimos a nuestras autoridades y líderes políticos que cumplamos, como es de justicia, los acuerdos firmados y los compromisos pactados de colaboración al desarrollo (estamos muy lejos de hacerlo) y que, incluso, los superemos generosamente. Todos nos beneficiaremos a mediano y largo plazo.

Pedimos una ayuda más efectiva a los países que están ahora siendo más duramente golpeados por el ébola y que las promesas de solidaridad de los políticos no se queden en palabras vacías y oportunistas… El continente africano lleva decenios siendo saqueado, es hora de establecer otras relaciones comerciales justas y respetuosas. Constatamos con dolor la rapidez con que se constituyen coaliciones para hacer la guerra y la lentitud para la acción por la justicia y la paz.

Como consecuencia de todo lo anterior, nosotros, acostumbrados a ser acogidos y recibidos por hermanos de otros pueblos, razas y culturas, reclamamos a autoridades y resto de la sociedad española que tratemos con toda la dignidad que se merecen a los emigrantes que han dejado su patria y su familia –sólo Dios sabe con cuánto sufrimiento detrás- buscando una vida un poco mejor.


Madrid, 19 de octubre, día del DOMUND 2014

Firmantes,

Misioneras de Ntra. Sra. De África
Misioneras de la Consolata
Misioneras Combonianas
Misioneras Dominicas del Rosario
Misioneros OCASHA – Cristianos con el Sur
Misioneros Espirítanos
Misioneros de la Consolata
Misioneros del IEME
Misioneros Combonianos 
Misioneros de África (Padres Blancos)
Misioneros Javerianos
Misioneros de Mariannhill 









domingo, 19 de octubre de 2014

Pies valientes



"Que haya pies valientes
que vayan a donde nadie va.
Que haya corazones que se entreguen
a los que nadie se entrega..."

¡Que no deje de haber locos que se entreguen por completo a la MISIÓN!

viernes, 17 de octubre de 2014

Esperanza para Chibok



El gobierno y el ejército nigerianos anunciaron este viernes un acuerdo con el grupo islamista Boko Haram para que liberen a más de 200 chicas estudiantes que tenían secuestradas desde abril y para declarar un alto el fuego.

"Se ha cerrado un acuerdo entre el gobierno federal de Nigeria y Jama'atu Ahlis Sunna Lidda'awati wal-Jihad (Boko Haram)", declaró el jefe del Estado Mayor, el mariscal Alex Badeh. "Por lo tanto ordené a los jefes de servicios que garanticen el inmediato cumplimiento de este acontecimiento en la zona", agregó.

Por su parte, el principal secretario del presidente Goodluck Jonathan, Hasan Tukur, declaró a la AFP que se había llegado a un acuerdo para poner fin a las hostilidades, así como sobre la liberación de las 219 chicas cautivas desde abril pasado. Tukur dijo que él representó al gobierno en dos reuniones con los rebeldes islamistas en el vecino Chad, con mediación del presidente de ese país, Idriss Deby. "Boko Haram decretó un alto el fuego como resultado de las discusiones que tuvimos con ellos", afirmó Tukur, agregando que el anuncio fue realizado "anoche" (jueves).

"Acordaron liberar a las jovencitas de Chibock", añadió, refiriéndose a las 219 adolescentes que fueron secuestradas por Boko Haram el 14 de abril de un instituto en Chibok (norte de Nigeria).

No obstante, existen interrogantes sobre este acuerdo anunciado, dado que Jonathan tiene intenciones de presentarse a la reelección y que noticias positivas sobre las rehenes y la violencia podrían darle un impulso político.

Ya sí, todavía no



Anoche, hacia las 5 de la mañana oímos griterío, ruido y disparos. Era una noche con luna espectacular. Nos despertó pensando que otra vez nos tocaba correr.

Pero al escuchar mejor pudimos reconocer que eran gritos de alegría. Las mujeres gritaban, cantaban y golpeaban cacerolas, los hombres hacían sonar los cuernos o tiraban disparos al aire. En aquella hora matutina todo el pueblo de Bunjin celebraba. Los Mabaneses celebran la cosecha. Canto, baile y comida abundante (han matado el cerdo gordo).

La fiesta que comenzó ayer es la más sonada del año, de hecho, marca el final y el inicio. Como la mayoría de sociedades agrarias, el pico de la cosecha marca un antes y un después. Hay que celebrarlo. En los próximos meses los jóvenes se podrán casar y podrá haber celebraciones de todo tipo. Hoy se celebra agradecidamente en la tierra los dones ofrecidos, incluso en años en que la cosecha ha sido escasa, como este.

En marzo/abril terminará el periodo festivo y tocará ponerse a trabajar duro, porque si no, la cosecha del próximo año no será buena. Ni bodas, ni grandes fiestas, todos a currar y a racionar las pocas reservas de sorgo (el cereal más típico aquí) que quedan en las despensas.

Al mismo tiempo los musulmanes (mayoría aquí en el pueblo y en los campos) hoy han comenzado tres días de fiesta por el Eid Al-Adha, la fiesta musulmana del sacrificio (recordando la fe de Abraham). Hemos podido ir a visitar a una familia musulmana de refugiados y nos han ofrecido una comida exuberante, todos comiendo de la misma plata. Una vez satisfechos, siguiendo el sonido de los tambores, hemos llegado bajo un baobab donde unas doscientas personas bailaban al son de los tambores. Viejos, adultos, jóvenes, niños, hombres y mujeres. TODOS están incluidos en esta fiesta.

La fiesta es una de las categorías antropológicas más arraigadas y extendidas por todo el mundo. No hay vida humana sin estos momentos donde lo cotidiano se resquebraja y aparece

el gozo,

el exceso,

la desmesura,

la gratuidad.

Jesús inició su transcurrir en una fiesta de boda (Jn 2, 1-12) y dijo que el Reino de Dios se parece a un gran banquete donde buenos y malos tienen cabida (Mt 22, 1-10). La fiesta es vivir en subjuntivo que decía un teólogo hispano desde tierras gringas.[1] Sólo cuando la realidad se vive como realizada (el “ya sí”) y al mismo tiempo como promesa (“el todavía no”) probamos algo de lo que es ser humanos.

Cuando experimentamos un amor total tocamos el “ya somos”, la plenitud de lo que estamos llamados a ser. Ahora bien, las discordias, el dolor, la violencia brutal nos recuerdan que “todavía no” vivimos del todo esta plenitud. Vivimos en un mundo precioso y a la vez feo a morir. Sudán del Sur está en guerra, pero este “aún no” tan absurdo, esta fealdad, no impide que hoy en Maban los campesinos locales y los refugiados viviendo en el exilio celebran el “ya sí,” la belleza de la vida y lo hacen no como individuos sino como pueblo.

En cambio, en otras latitudes parece que las personas hayamos olvidado el sentido del celebrar comunitario. El fin de semana, las vacaciones o las ocasiones señaladas (que deberían ser estos espacios de celebración y gratuidad) a menudo se han convertido en una tarea más que hay que planificar, llenar, organizar…

Hacer, hacer, hacer.

hacer más

…más cosas,

…más deprisa,

…más impacto,

…más resultados,

…más beneficios.

Corremos el peligro de olvidar el ser, el estar. Todo el mundo corre, coge el coche, viaja, tiene prisa para ir a otro lugar… pero ¿para qué? Quizás simplemente huyendo de uno mismo, de aquel silencio y aquella serenidad que primero asustan pero que con el tiempo llenan de sentido nuestras vidas.

Antes de volver a África, un compañero jesuita ya mayor me dijo: “Pau, ahora yo lo veo todo con perspectiva, y estoy muy contento de poder tener tiempo para orar, para estar… no te olvides que el gran peligro nuestro es la herejía del activismo”.

En Maban, hoy el pueblo celebra sin prisas, y lo hará durante días y meses, porque reconocen que el don de la vida es un inmenso regalo totalmente inmerecido que nadie ha ganado a pulso y que nadie puede dar por supuesto.

Vivir es un milagro cotidiano.

A pesar de la fealdad de nuestro mundo, la violencia y el “todavía no” está en nuestras manos vivir la belleza, el amor, el “ya sí”, celebrándolo en comunidad.

Pau Vidal, sj Maban.Upper Nile.

jueves, 16 de octubre de 2014

Dame de ese agua




El pasado 9 de octubre, vísperas de la fiesta de San Daniel Comboni, vivimos con gran alegría la celebración de nuestra entrada al postulantado en la Congregación de las misioneras Combonianas, en Granada.
Fue una ceremonia muy sencilla y bonita. Recordamos entre risas y cariño, los días previos a la celebración, llenas de ilusión, nerviosas, preparando todo para ese momento tan esperado.

La lectura que escogimos fue la de la samaritana “Dame de esa agua para que no tenga más sed”. Este pasaje del evangelio era muy significativo para las tres. Ahí está Jesús, que se acerca a la samaritana, con sus heridas, con su historia y le pide de beber “a ella”. Un Jesús que le hace entender que la necesita y que la reconoce. Un Jesús que le revela el sentido profundo de su vida. Dios nos invita a dejarnos hacer. Nos invita a beber de esa agua viva. Nos invita a descubrir nuestra fecundidad y a reconocer que, nuestra única verdad es esa necesidad inmensa de su amor y que somos amadas con todo lo que somos. 



Decía Daniel Comboni que debíamos vivir “Con los ojos fijos en Jesús, amándolo tiernamente…”  Nosotras escogimos estas palabras como guía para este nuevo camino que vamos a comenzar. Le pedimos a Dios y a nuestra Madre María que, nos ayuden a ir trabajando e interiorizando estas palabras en nuestro corazón. Los ojos fijos en Él, amando desde Él, en nuestra comunidad, en la parroquia que nos acoge…

Los símbolos escogidos fueron unas sandalias, unos cántaros con agua y una imagen de Giussepa Scándola. Las sandalias, que simbolizan este nuevo camino. Hay una frase que dice “Con los pies en la tierra y el corazón en la meta”. Así queremos caminar, paso a paso pero con los ojos siempre fijos en la META buscando siempre la voluntad de Dios. Unos cántaros con agua, que simbolizan esa vida plena, llena, que Dios nos ofrece y la imagen de Giussepa Scándola, como ejemplo de una vida vivida en autenticidad, con sencillez y humildad. 

La superiora provincial Ida Colombo, nos entregó unas cruces, las cuales llevaban talladas una flor dentro y nos dijo unas palabras “esto simboliza que vosotras debéis ser ejemplo de vida, de esperanza y alegría en medio de este barrio de la Chana (Granada) en el que ahora os toca vivir. 

Fue una celebración vivida en familia. Gracias a los misioneros combonianos, a todas nuestras hermanas Combonianas que pudieron estar con nosotras en este día tan especial. Gracias a todas aquellas  que sabemos que estuvieron con nosotras desde el corazón. Gracias a nuestras familias, laicos combonianos y amigos. GRACIAS. Ahora os queda un trabajo mucho más importante y es el de sostenernos con vuestra oración. Contad también con la nuestra.



Os mandamos un gran abrazo

Filipa, Eleonora y Melinda.





lunes, 13 de octubre de 2014

¿Perder qué?



Algunos tendrán que dejar sus castillos en Budapest, a otros se les pedirá que abandonen una parcela de su rutina. Puede que unos cuantos tengan que desprenderse de fantasmas queridos y, los más, deberán renunciar a su más preciado tesoro (sea eso lo que quiera que signifique)

¿Por quién estarías dispuesto a dejar “algo tuyo”? ¿Qué o quién vale tanto la pena, como para desprenderte de esas pequeñas cosas que te protegen y dan seguridad?

A nadie le gusta perder.

Pero perder ¿qué?

domingo, 12 de octubre de 2014

Tengo un sueño



Zambia, y en particular Lilanda, un suburbio de Lusaka, ha sido la misión, el lugar que Dios me tenía reservado desde siempre. Trabajé en el “Centro de desarrollo de la mujer Teresa Grigolini”, un proyecto para chicas jóvenes que ya han sufrido mucho, a pesar de su juventud. Mi servicio fue ayudarlas a contemplar su vida con esperanza y a convertirse en mujeres activas para una sociedad mejor, conscientes de la presencia y el amor de Dios en sus vidas. Este servicio con las jóvenes de Lilanda me ha enriquecido con un sinfín de experiencias, un tesoro para el servicio en el que estoy ahora comprometida.

Nosotras, misioneras combonianas de Zambia, hemos creado una comisión de Justicia y Paz cuyo principal objetivo es crear conciencia entre nosotras y la gente con la que trabajamos para que se hagan cargo de su situación y podamos luchar juntos. Intentamos con todas nuestras fuerzas ayudar a la gente para que ponga palabras a su situación de injusticia y encuentre estrategias para superarlas.

Muchas de las mujeres con las que me encuentro son víctimas de la violencia de género y de tráfico humano, especialmente dentro de nuestras fronteras, donde sus familiares las explotan sexual o domésticamente. En especial, aquí en Zambia, hemos empezado un programa de defensa y denuncia del Tráfico de Seres Humanas, formando e informando a la gente de la magnitud de este problema. Nos hemos asociado con distintas organizaciones e instituciones: Parroquias, escuelas y asociaciones en colaboración con organismos como IOM, UNICEF, Cáritas, así como con el gobierno de Zambia, radio y televisión.  Nuestra contribución y las historias de todas esas mujeres se convierten en testimonios…que se comparten con otros y llegan, incluso, a la ONU.

Por toda esta experiencia…tengo un sueño.


Sé que aquí en Zambia no hay suficientes instituciones para la protección de mujeres víctimas de la violencia de género y el tráfico humano. No hay ningún programa de rescate y rehabilitación de víctimas. Mi sueño es crear, un día, un centro polivalente donde las mujeres puedan encontrar un sitio seguro donde quedarse y reciban asistencia para superar el trauma y reintegrarse en la sociedad.

Este es mi sueño…y estoy convencida de que Dios sueña conmigo. Y si esto es bueno para las mujeres aquí, en Zambia, este sueño se hará realidad.

Patrizia Di Clemente, misionera comboniana



Problemas en femenino




Ayer se celebró el Día Mundial de la Niña. Un momento para recordar que millones de niñas ven vulnerados sus derechos por el mero hecho de serlo.

Sin educación, sin derecho a decidir, sin asistencia sanitaria, sin derecho a jugar, sin posibilidad de disfrutar su infancia, compradas, vendidas, usadas, tiradas.

¿No crees que es el momento de hacer algo?

viernes, 10 de octubre de 2014

La alegría de hacer causa común



"Quiero hacer causa común con cada uno de vosotros, y el día más feliz de mi existencia será aquel en que por vosotros pueda dar la vida” San Daniel Comboni

Hoy, con mucha alegría, celebramos el día de nuestro fundador: ¡San Daniel Comboni!  ¿Os unís a nuestra alegría? :D

jueves, 9 de octubre de 2014

Por ti, me salto yo las murallas



A todas esas mujeres que siguen diciendo SÍ.En especial, a Filipa, Eleonora y Melinda, que entran hoy oficialmente en el postulantado de las misioneras combonianas, en Granada

"¿Y cómo diría yo
lo que un ángel desbarata?
Fue como tener seguras las paredes de la casa
y en un vendaval sin ruido
ver que el techo se levanta
y entra Dios hasta la alcoba, diciendo:

«Llena de gracia,
no me levantes paredes
ni pongas muro a tu casa
que por entrar en tu historia
me salto yo las murallas.
Si Virgen, vas a ser madre
Si esposa, mi enamorada.
Si libre, por libre quiero
que digas: ‘He aquí la esclava’».

«He aquí la esclava», le dije
y se quedó mi palabra sencilla
sencillamente arrodillada."

José Luis Blanco Vega, sj

martes, 7 de octubre de 2014

Implícame, complícame



Implícame, Jesús, con la causa de los pobres.
Implícame con esta causa, que es la tuya.
Implícame, complícame, replícame,
Implícame a tu manera que sorprende,
inquieta e ilusiona.

Que no sepa dejar de mirar.
Que no sepa dejar de querer.
Que no sepa dejar de amar.

Complícame la vida, que eso
es lo que pasa cuando uno ama.
Complícame haciéndome apasionado.
Complícame porque las cosas no son fáciles.

Complícame porque las lágrimas duelen
y el hambre es mala,
y los gritos no se pueden apagar.
Complícame porque un mundo roto
no es un lugar cómodo.
Replícame cuando ponga argumentos
para escabullirme.

No me dejes posponer mi camino
Que ya está bien de muchas palabras.
Si estoy demasiado centrado en mis problemas,
demasiado dedicado a mis actividades,
demasiado ocupado en salir yo adelante,
Implícame, Señor, y complícame.

sábado, 4 de octubre de 2014

¡Paz y Bien!



¡Paz y Bien! ¡Paz y Bien!

El loco de Dios, el trovador, el que lo dejó todo: desde riquezas a la misma ropa que usaba para recordarnos el ideal evangélico de la pobreza. Para recordarnos la auténtica alegría, que no está en agarrarse a las seguridades materiales, ni a aquello que controlamos. 

El santo que vivió errante, roto, en conflicto, pero que supo hacer de su opción una fuente de amor y de protesta contra su propia sociedad.

domingo, 28 de septiembre de 2014

Permaneced en mi Amor





Han pasado dos días y la emoción aún es fuerte y no hay palabras para describir lo que me pasa dentro. Después de dos años de formación en Quito con la etapa del noviciado, pude pronunciar mi SÍ al Señor en la celebración de mi primera profesión religiosa con mis compañeras de camino, Raquel y Daniela el 14 de septiembre 2014 en nuestra capilla de la casa provincial, presidida por Mons. Eugenio Arellano, obispo del Vicariato de Esmeraldas (donde tenemos la mayoría de nuestras comunidades) con  la presencia de la superiora Provincial  la hna Rosa Matilde Téllez Soto y la participación de toda la familia comboniana y los familiares de cada una.

Muy bonita la celebración. En la primera parte, los papás entregaron, con un gesto de bendición, a sus hijas para la congregación y con el cambio de asiento se hizo evidente este pasaje.  El obispo más de una vez exhortó a los familiares a no ponerse tristes, porque entregando a una hija recibían a un pueblo entero y a las novicias a ser presencia de Cristo, una prolongación del amor de Dios: “Tanto amó Dios al mundo que entregó la vida de su Hijo” y a ser fuertes y resistentes como la yedra que no obstante las adversidades es capaz de  regenerar vida y sacar brotes nuevos adhiriéndose aún más a la pared, a la roca, a nuestra Roca Dios.



En la segunda parte de la celebración pronunciamos nuestros síes, leímos y firmamos las fórmulas de los votos y recibimos los signos de pertenencia a la congregación: la cruz y las constituciones.

En este día de la exaltación de la santa cruz estos dos signos adquirieron pleno significado…”permaneced en mi amor” lleva impresa la cruz. Crean contra de la mentalidad del mundo y la evidencia que la cruz es signo de redención…quien la mire tendrá vida. Cristo abrió el camino de la cruz, libremente, con todas las consecuencias y llevando sobre sí las injusticias y los sufrimientos del mundo.



 A nosotras nos toca ser esta presencia “salvadora” a pesar de las dificultades de donde estemos. Permanecer en su amor y ser amor viviente. Que sea ese nuestro único compromiso.                                                                                                                                                                               Giusi

jueves, 25 de septiembre de 2014

¡Seguimos en camino!


Un año más, los fines de semana de Jóvenes en Misión están a punto de hacer su aparición :)

El camino del curso pasado tuvo sus altos y bajos, sus fatigas y sus logros, pero siguiendo siempre el camino que sólo Él nos puede marcar, hacia la Plenitud, hacia la Felicidad que cada un@ tiene que descubrir, iluminad@s siempre  por los reflejos del "Sol que nace de lo Alto".

 ¡Esta es la aventura de nuestra propia vida! 

Que no te asusten las montañas, ni el cansancio: coge tu mochila, átate bien las botas y...¡comienza a caminar con nosotros!


domingo, 21 de septiembre de 2014

Una nueva vida en Ecuador




Ha pasado más de un mes desde que llegamos y el ritmo ha sido tan ligero que… parece que fue ayer cuando Joana y yo aterrizábamos en el aeropuerto de Quito, y veíamos al fondo de las puertas a un grupo de jóvenes llenas de alegría que nos saludaban con las manos alzando un cartel que decía: Bem-vindas!! Así es, hemos dejado Granada y desde el 14 de Agosto estamos en Quito, Ecuador, para continuar con nuestra formación en la etapa del noviciado.

Las novedades están siendo muchas, tanto que a veces desearía que los días tuvieran más horas o el tiempo corriera más despacio para poder percibirlos todos en plenitud, pero… la vida vuela y no vuelve atrás, así que ando con la agradable “tarea” de vivir lo más conscientemente posible el aquí y el ahora.

Preámbulo hecho, os cuento un poquito quiénes somos las protagonistas de este tiempo nuevo y cómo lo vamos viviendo.

Hasta el momento, nuestra comunidad ha estado formada por tres hermanas: S. Domenica (italiana), S. Josefina (ecuatoriana) y S. Adriana (ecuatoriana también), nuestra formadora. Junto a ellas, Daniela (brasileña), Raquel (mexicana) y Giussi (italiana), novicias de 2º año cuando llegamos, y desde el día 14, hermanas recién profesas.  También Loreta (italiana), novicia de 2º año y todas nosotras, las nuevas novicias: Isa (mexicana), Mayra (costarricense), Marianita (ecuatoriana), Joana (portuguesa) y yo (española).  Un precioso conglomerado de mujeres, de distintas procedencias, edades, formación, familias… convocadas y unidas en y por el Amor a Cristo y a la Misión.



Y con este “equipo de 1ª” ha comenzado nuestra andadura, aunque a partir del día 19, nos quedaremos sin las recién profesas, que salen para disfrutar de un tiempo con sus familias antes de volar a sus nuevas destinaciones. La verdad es que ha sido un regalo grandísimo poder compartir este tiempo inicial con ellas.
Presentadas “las protagonistas”, vayamos a los hechos. Como son muchos… nos vamos a quedar tan solo con “algunitos”, que dirían por aquí: Los Ejercicios, la llegada de las familias, la entrada al noviciado y las profesiones.

- Las hermanas experimentadas hablan del tiempo del noviciado como un tiempo de desierto, de ese desierto vivido por el pueblo de Israel que le hizo experimentar que su vida entera estaba en manos de Dios, que le hizo conocer que era el pueblo elegido y amado por el Señor… Y para que nos fuese “entrando la copla”, nuestra primera semana fue para empezar a asumir este Tiempo Nuevo. 7 días de Ejercicios Espirituales guiados por Josefina, para hacer silencio dentro y fuera, para estar con Él, para volver a los deseos profundos y sacarlos a la luz y ponerlos en sus manos de alfarero, para descalzar los pies, desnudar la vida y ponerla en Su camino.

- “Afinadas las cuerdas” después de la semana de Ejercicios, comenzaron los conciertos. Y así en sentido metafórico y literal comenzamos a recibir a las familias de nuestras futuras profesas. La casa se duplicó, de 12 a 25, y aquello que tantas veces habíamos sentido como promesa “A aquella que deje padre o madre… por mí y por el Evangelio se le dará el ciento por uno”, se tornó realidad. Una familia grande y preciosa con miembros de Brasil, México e Italia. De verdad, un verdadero regalo de Dios, en este pequeño Pentecostés que hemos vivido en casa estas semanas.



- Y con las familias aquí, llegaron los “días grandes”. El 9 de septiembre, en la festividad de San Pedro Claver, las cinco “nuevas” entramos oficialmente en el noviciado. Fue una ceremonia sencilla, en la mañana, nos acompañaron las familias, las hermanas de la comunidad y algunas hermanas que llegaron desde la casa provincial. Elegimos como Palabra guía para este tiempo una cita del profeta Isaías: "Así será Mi palabra que sale de Mi boca, no volverá a Mí vacía, sin haber realizado lo que deseo, y logrado el propósito para el cual la envié. (Is 55, 11) y una “composición simbólica” que recogía lo más significativo para cada una: la Palabra, el agua, la vasija en manos del alfarero, las raíces, la hiedra, el fuego, el desierto…

Para mi, el momento más significativo fue el de la petición y el de la entrega de la Cruz (sobre la que queremos cimentar nuestra vocación como misioneras Combonianas). Os escribo lo que pedimos para que desde ya nos ayudéis a vivirlo con el apoyo de vuestra oración.

“Movidas por la misericordia y gracia de Dios, hemos venido aquí para hacer experiencia de vivir con ustedes en la Congregación de las Misioneras Combonianas. Pedimos que nos enseñen a seguir a Cristo crucificado y a vivir castas, pobres y obedientes; a ser constantes en la oración, ejercitar la penitencia, a servir al pueblo de Dios y a toda la humanidad y a formar con ustedes un solo corazón y una sola alma.


Ayúdennos a manifestar en nosotras los proyectos del Evangelio, en cada momento de nuestra vida, para que aprendamos la regla que ustedes siguen, guardemos la ley de la caridad fraterna y nos anime a consagrarnos totalmente a Cristo para la evangelización de los más necesitados.”



Por último, el domingo 14, fiesta de la Exaltación de la Cruz, Daniela, Giussi y Raquel han realizado su primera profesión en la capilla de la casa Provincial. La ceremonia estuvo presidida por Monseñor Eugenio Arellano, obispo de Esmeraldas, que animó a nuestras nuevas hermanas a ser mujeres apasionadas por Cristo y por la misión, a saber ser misioneras en lo pequeño, en lo oculto en lo escondido, a ser como la hiedra, capaces de enraizarse con firmeza, a pesar de las posibles dificultades, para testimoniar con sus vidas la Alegría y la Vida Nueva y Buena que trae Cristo, a ser madres que fecunden Vida en abundancia al pie de la Cruz…



Un día de Gozo para nuestra Congregación, por estas tres hermanas que están llamadas a vivir Santas y Capaces, haciendo causa común con los más pobres y abandonados. Por las seis que el día 13 profesaron en Uganda con la misma misión, dejada en heredad por Comboni y nuestras primeras hermanas.


Estoy convencida de que el domingo también hubo fiesta en el cielo: la obra no muere, continúa creciendo con el soplo del Espíritu, las manos de María, la mirada de Comboni y en el corazón de Cristo.


Ahora os dejo, me voy a rezar. En cuanto pueda o escribo más. No os olvidéis de rezar con nosotras.

Un abrazo inmenso,

Bea.

jueves, 18 de septiembre de 2014

Ama y haz lo que quieras



“Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor; si perdonas, perdonarás con amor. Si tienes el amor arraigado en ti, ninguna otra cosa sino amor serán tus frutos” 

San Agustín de Hipona

lunes, 15 de septiembre de 2014

Por la Evangelización de los Pueblos



El Papa Francisco ha nombrado a Sor Luzia Prémoli, superiora general de las Hermanas Misioneras Combonianas Pías Madres de la Nigrizia, miembro de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos por cinco años.

La Congregación dirige y coordina en todo el mundo la evangelización de los pueblos y la  cooperación misionera, salvo las competencias de la Congregación para las Iglesias Orientales; en sus territorios erige y reparte las circunscripciones misioneras según las  necesidades; preside el gobierno de las misiones; examina los asuntos y las relaciones enviadas por los  Ordinarios, por los Nuncios y por las  Conferencias Episcopales; vigila la vida  cristiana de los fieles, la disciplina del clero, de las asociaciones caritativas y de la Acción Católica; vigila la marcha de las escuelas católicas y de  los seminarios.

En el 150° aniversario del Plan para La Regeneración de África, nuestras felicitaciones a Sor Luzia por un servicio fructuoso y profético, en el espíritu de Daniel Comboni.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Nuevo Premio Príncipe de Asturias



La periodista congoleña Caddy Adzuba, reconocida activista por la libertad de prensa y por los derechos de las mujeres y las niñas de su país, ha sido galardonada hoy con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2014.

(¡Qué alegría que se reconozco así su trabajo! :) )


martes, 2 de septiembre de 2014

Una sola familia



 

Todo parece empujarnos a competir, a quitarnos de en medio a los posibles enemigos, a pensar en nosotros mismos cuando tenemos problemas. ¿Podrá ser la clave pensar en las necesidades de los demás?

martes, 26 de agosto de 2014

Tu nombre




"El nombre que Jesús le dio a Simón, Pedro,viene del vocablo arameo "kêpha". 

Significa roca, pero no se refiere tanto a su solidez o dureza, sino a la roca excavada, hueca, a la gruta que sirve de refugio y acogida, donde los pájaros construyen sus nidos, los animales guardan a sus crías y los hombres se refugian en caso de guerra. No es sólida, pero da solidez y protección a una nueva vida.

La roca (Simón Pedro) evoca la idea de guardar, proteger, abrazar, envolver. Esta terminología abre para él un nuevo Simón Pedro, casa abierta y acogedora, atento, próximo, cuidadoso y cariñoso, frágil, con la misión pastoral de alimentar y cuidar de todos los hijos de Dios."

Traducido del blog Fraternitas Movimento

lunes, 18 de agosto de 2014

Caminar después de Santiago



¡Lo conseguimos!

¡Hemos hecho el camino de Santiago!. Al menos esos cien mil metros que dice la Compostela y que acredita nuestra peregrinación.

Un camino que hemos realizado cada uno, cada una y con otros y otras, los del grupo que caminaba y los de apoyo, los de nuestro grupo y los que caminaban delante y detrás, también los que nos acogían a la llegada. Hemos caminado con San Daniel Comboni y con su Plan para la Regeneración de África. Camino con risas y llantos, con silencios y cánticos, momentos de celebración, de profundización, de descanso. Caminamos sintiéndonos fuertes y confiados y caminamos con dolores, inseguros, molestos.
Camino que es fiel reflejo de la vida misma... La vida es un camino y se hace al andar. Pero no una vida cualquiera, sin luz, sin brillo, sin esfuerzo, sin destino ni propósito.

El camino de Santiago reflejo de una vida vivida como vocación y misión. Si, eso me parece a mi y eso os propongo. Vocación porque es cierto que cada uno se puso en camino, pero, ¿quien puso ese deseo dentro de nosotros? ¿No hemos sentido cada uno una voz que nos llamaba a salir de nosotros mismos, a responder? ¿Qué necesidad teníamos de hacerlo?


Misión: caminamos con una meta precisa, con un objetivo, hacia un lugar santo, generador de la vida abundante, la tumba del apóstol. Los ojos de nuestro corazón estaban fijos en algo que no veíamos, fuera de nosotros y que requería nuestra presencia allí. ¿O no? Una misión a la que ya se han hecho presentes millones y millones de personas pero faltaba la nuestra, y hay espacio para muchos y muchas más. Caminábamos y con nosotros llevábamos a muchos y muchas, algunos de los cuales tal vez nunca harán físicamente el camino. Muchos excluidos del camino de la vida a los que Comboni quería ver con su mochila al hombro y siendo protagonistas, generando vida. Misión también porque aportamos y recibimos en plan de igualdad, desde nuestra pequeñez y necesidad. Siendo, estando hacemos la diferencia, se da el encuentro, somos misión. El camino de Santiago es parábola para afianzar cada uno la vocación misión a la que hemos sido llamados.

ULTREIA! Más allá de lo vivido en cada instante.


Quedan dentro de nosotros muchas imágenes, momentos, gestos, palabras, sentimientos, son iconos donde se nos revela el Dios de la Vida que en Jesús de Nazaret se hizo rostro humano, corazón compasivo. Los que seguían adelante con sus pies heridos, quien me dio una pomada antes de yo pedirla, quien tiraba de otro en momentos de debilidad y quien se dejaba ayudar, quien sin conocerte te esperaba, y también quien no te esperó, la paciencia ante las dificultades en la comunicación, la alegría de llegar juntos, ... Hay un mensaje para cada uno que no podemos desaprovechar. El camino de Santiago es meta y es trampolín. ¡Como la vida misma! ¡Como una vida vivida como vocación misión, con un Plan como el de San Daniel Comboni que nos engloba a todos y todo empezando desde los últimos y que nace del Amor inmenso que Jesús ha sellado en la Cruz!

No puedo concluir sin decir un enorme, gigante GRACIAS...OBRIGADO...GRAZIE...THANKS... A todas y todos y a todo y al Padre de Nuestro Señor Jesucristo que en El nos ha bendecido con toda clase de bienes.

¡Ah.... Nos perdimos este momento, así que el camino sigue! ¡Buen Camino!

Pedro Andrés, misionero comboniano

viernes, 1 de agosto de 2014

¡En camino!



El domingo empezamos con gran ilusión el Camino de Santiago. Un año más nos reunimos jóvenes de Reino Unido, Italia, Portugal y España para compartir aventura,amistad, fe y una pasión: ¡la de Comboni y su amor por África y la misión!

Os tendremos a todos presentes...¡el corazón no entiende de límites!

miércoles, 30 de julio de 2014

Por salvar a otros



"No hay amor más grande que el de aquel que da la vida por sus amigos" Jn 15, 9

Aunque ya casi ha caído en el abismo de los titulares de periódico, no queremos dejar pasar la muerte de Sheik Omar Khan. Con 39 años ha muerto por socorrer a cientos de enfermos de ébola en Sierra Leona, su tierra natal: era el único médico especialista en esta fiebre hemorrágica.

"Reconozco que tengo miedo por mi vida, porque la aprecio" admitía antes de contraer el virus. Y aún así, a pesar del miedo y del riesgo, no dejó su puesto.

¿Cuántos homenajes habrá para él? ¿quién recordará su figura y su testimonio de entrega, profesionalidad y ética? Sin duda alguna, los corazones de todos a los que entregó su vida para que se salvaran.

viernes, 25 de julio de 2014

Porque sí




Nos resistimos con todas nuestras fuerzas al don, a que nos regalen, a que nos amen, a que nos perdonen. Nos sentimos mucho más cómodos cuando somos nosotros los que regalamos, los que amamos, los que perdonamos. Porque en ese papel, todo depende de nosotros.

Cuando recibimos, no nos queda más que desplazar nuestro centro hacia otro y eso nos hace vulnerables. Implica callarse, permanecer...ser inútil. Y no hay nada que vaya más en contra que nuestras dinámicas de "hacer-hacer-hacer" para ser alguien, para merecer ser amados.

Por eso nos desarman cuando nos dicen que no nos quieren por nada en concreto (nos encantaría que nos diesen una lista con nuestros méritos), sino que nos contestan "te quiero porque sí".

(Apuntes de clase)

jueves, 24 de julio de 2014

Corazón ansioso



"Mi corazón no tiene miedo, Señor, 
no tiene miedo para defenderte. 
Mi corazón está despierto, Señor, 
despierto para vigilar tu paso. 

Mi corazón está ansioso, Señor, 
ansioso de amarte y de verte."

miércoles, 2 de julio de 2014

No hay sueño sin lucha



"Todo sueño implica una lucha con todos, contra el destino, contra la adversidad, contra lo evidente. Los sueños no respetan edad, leyes, estados ni personas. No miden circunstancias ni ocasiones.

Fue así que Dios utilizó un sueño para comunicar a María que iba a ser madre del hijo de Dios; o a los reyes para que no volvieran por el camino andado; o a Jesús en Getsemaní para ver lo que iba a ser su calvario; y aun así, no lo impidieron.

Porque para los soñadores, estos no son tales sueños, sino verdades por ser entendidas." 

Ramiro Cepeda

jueves, 26 de junio de 2014

Aquí también se puede



Los jóvenes de RD del Congo nos enseñan que la capacidad para ser felices no depende del país.

La campaña parte de Kelvin Batumike, defensor de los derechos de los niños y fundador del centro de creatividad «Kivu Youth Entertainment». Este centro promueve el talento natural de cada uno de los jóvenes que por allí pasan, animándolos a asumir su papel en el desarrollo del país.

La canción está cantada en Swahili y francés y.... ¡nos encanta! :)

miércoles, 25 de junio de 2014

Esa mano que falta somos nosotros



El último encuentro de Jóvenes en Misión en Granada estuvo lleno de sorpresas y de fuertes emociones.

El sábado por la mañana, en la oración se nos invitó a abrir los ojos y fijarnos en los detalles y le pedimos al Señor: “Que nunca nos encerremos en nuestras pequeñeces sino que sepamos salir y mirar de frente, la situación por la que tantos tienen que atravesar, sin a veces nada ni nadie con que contar.”

Durante esa mañana nos dividimos en dos grupos y fuimos uno a un comedor social y otro a una institución benéfica. En el comedor social me encontré con unas personas, los voluntarios del comedor, que eran verdaderamente sal y luz. Puedo contar una anécdota que resume muy bien lo que significó esta experiencia: Mientras organizábamos las cajas y bolsas de comida, entre bolsa y bolsa me fijé en un pequeño altar con una Virgen a la que le faltaba una mano. Extrañada, comenté esto en voz alta y Silvia dijo casi sin pensar: “Es que esa mano somos nosotros.” 



El sábado por la tarde concluimos la oración que habíamos comenzado aquella mañana en la que rezamos juntas que “El Señor ha puesto la mirada sobre nosotros y cuenta con nosotros.” ¡Cuántas veces pongo como excusa para no darme a los demás mis debilidades! Él sabe cómo soy, y es todo eso, mis debilidades y mis fortalezas, lo que el Señor ama y quiere para su Plan.

Después escuchamos el testimonio del matrimonio de laicos misioneros combonianos Jose y Carmen que estuvieron con su hijo Pablo, en misión en un barrio de la periferia de Arequipa (Perú).

¿Qué decir del tiempo que compartimos con ellos…? Nos dejaron a todas sin palabras. Quiero agradecerles desde aquí su disponibilidad de venir al encuentro, su generosidad al contarnos tan abiertamente su historia, las dificultades y las grandes alegrías que vivieron en la misión. Para mí fueron un claro testimonio de lo que es dejarse transformar por Jesús. Me llamó la atención las numerosas actividades y proyectos en las que estaban involucrados, ¡no paraban quietos! Me invitó a dejar atrás mis miedos y a mirar al frente para ofrecer mis dones a los demás. Otra cosa que me gustó es su experiencia de la solidaridad que vivieron entre la gente ya que todos hacían por ayudarse, eran conscientes de que dependen unos de otros. 



Qué diferente de nuestra sociedad, donde importan más los intereses individuales y hemos perdido el sentido de pertenecer a una comunidad, hemos dejado de sentir que tenemos algo en común con los demás, y que necesitamos unos de otros. También me hicieron creer que es posible vivir situaciones de sufrimiento con tranquilidad, algo que a los ojos del mundo es imposible. Pudieron explicarnos un acontecimiento muy duro y difícil de su vida y nos llamó la atención la paz con la que podían hablar de ello, incluso la alegría que transmitían al saber que nunca están solos, que en esos momentos se aferraron a más que nunca a su fe, al rezo del rosario y de que fue su fe la que les mantuvo firmes, en pie, para seguir adelante.

Para finalizar esta primera parte de la crónica os dejo con la reflexión de una combojoven, Melin:

"Ha sido un encuentro muy especial para mí. No puedo sino sentirme agradecida por ese Dios que me busca, que me habla, que me grita, que me sale al encuentro una y otra vez. 

La oración del sábado en la mañana, nos hablaba de ese ser sal y luz para el mundo. Pude tener muchas dudas, pero si tengo una gran certeza y es la de que Dios me ama y también la de que solo soy sal, solo puedo ser luz y solo puedo vibrar, cuando me encuentro con ÉL, cuando me doy a ÉL  a través de los demás. Cuantas veces he tenido que caer, que equivocarme para darme cuenta de que me mi vida se queda como esa sal, sosa, insípida, vacía y de que mi luz se apaga en el momento en el que me alejo de su lado. 
Como decía la canción “tus caminos son una locura, pero son lo que yo quiero recorrer”. Gracias, gracias a todas por estos días de gracia, de compartir, de amar."

Lucía Fonts


Related Posts with Thumbnails