martes, 30 de octubre de 2012

No me conformo



Es cierto: las mujeres occidentales hemos conseguido alcanzar unos niveles de acceso a la educación, al trabajo y al poder equiparables a los de los hombres.

Pero cuando pienso en Grace, en Namakao, en Kufekiso y en todas las mujeres que deben dejarse la piel cada día por poder estudiar, por poder ser independientes, por ganar su dinero, que sueñan con tener una vida propia y se sienten orgullosas de ser mujeres, que se enfrentan a tradiciones milenarias y a toda su comunidad para ganar un pedacito de libertad; cuando pienso en todas esas niñas obligadas a casarse, obligadas a abandonar la escuela, obligadas a renunciar a una sexualidad plena; hasta cuando pienso en las chicas que lo único que quieren es jugar al fútbol en paz...

Entonces, recuerdo una vez más que me niego a conformarme con todo lo que hayamos conseguido hasta ahora. Aunque sólo sea porque me avergüenza no alzar la voz, cuando pienso en ellas y en sus pequeñas, pero ímprovas conquistas en aquel erial que era el oeste de Zambia. Porque me avergüenza que nosotras, desde nuestra cómoda existencia, digamos que "ya hemos conseguido todo lo que queríamos". 

Porque es de justicia defender a las que no pueden defenderse, a dar voz a las que nadie escucha y a no descansar hasta que todas las mujeres tengan lo que por derecho les corresponde: una vida plena.

viernes, 26 de octubre de 2012

Déjate amar




"Jesús nos pregunta sobre el amor y nos confía a alguien, y nosotras somos a la vez confiadas a otros. Tenemos mucho más amor para dar de lo que imaginamos, existe en nosotras ese exceso; y este amor quiere ser liberado, salir de nosotras.

Pero solamente puede ser liberado volcándose en otro. Aparentemente, nadie puede abrirse al amor por sí mismo. Dejemos que otros nos abran a amar y abramos a otros al amor a través nuestro.

"Déjate amar", le dice Jesús a Pedro...y nos dice también a cada una de nosotras. Sea cual sea nuestra situación, lo que hayamos hecho, "déjate amar ahí".

Mariola López, rscj de su libro "Ungidas"

domingo, 21 de octubre de 2012

¡Ve y cuéntalo!


"Necesitan a una misionera joven en una parroquia de Alcalá de Guadaira, ¿quieres ir?" me preguntan desde la Delegación de Misiones de Sevilla. Reconozco que, aunque me hacía mucha ilusión, estaba también muy cansada (casi agotada) porque llevo dos meses sin parar en el colegio y el arranque del curso ha sido un pelín difícil, por otras cuestiones.

Así que nada, vamos allá. El sábado por la mañana con los alumnos y sus familias, dispuestos a participar en la Marcha Misionera de Sevilla: carteles, banderas, saltos y bailes al ritmo de un grupo de percusión de Sierra Leona. Me encantó ver a mis alumnos y a los mayores del cole entusiasmados y contagiándose de la alegría de sentirnos "misioneros". Lo mejor es que vinieron porque quisieron y en libertad. 

Y por la tarde, rumbo a Alcalá de Guadaira: el sábado y el domingo daba el testimonio misionero en la iglesia de San Agustín. No puedo describir la acogida tan sincera, generosa y entusiasta de los párrocos y de la gente. Me hicieron sentir en familia :) Fue maravilloso encontrar a tantas personas dispuestas a acoger la misión Ad Gentes e intentar "incendiar" los corazones de más gente para que cuenten a otros que Dios nos quiere tal y como somos, que lo que más desea es que todos seamos felices y que es de justicia, por tanto, que todos puedan vivir dignamente.

Estoy convencida de que es imposible callar lo que ha tocado el corazón: tener la oportunidad de contárselo a otros es un privilegio. Y entonces, se olvidan las pocas horas de sueño, el cansancio, los planes aplazados...Porque cuando dejas que Dios actúe a su manera, la luz vuelve a brillar y todo parece, de nuevo, posible.

¡Gracias a todos los que sostienen a los misioneros, sea como sea y estén donde estén!

¡Gracias por echarle una mano a Dios para que pueda llegar a todos los rincones de la tierra, a todos sus hijos!



domingo, 14 de octubre de 2012

La cerilla inservible



A ti no puedo mentirte. No hace falta que te diga que lo único que sé es que sigues por ahí, en algún lugar, pero que hace meses que tu Palabra no me quema. Muchos meses (aunque la mayoría no se haya dado ni cuenta)

Ahora mismo me siento como una de esas cerillas que se reciclan en las oraciones y sirven para encender otras, hasta que quedan inservibles. Sé que he sido de las nuevas que chisporrotean en contacto con la caja, pero ahora no soy capaz de arder por más que lo intente.

No sé qué debo hacer. Si lanzarme a tu búsqueda, esforzarme, correr.
O, por una vez en mi vida, sentarme y no hacer nada.
Sólo esperar a que vengas a por mí.

sábado, 13 de octubre de 2012

Vivir con autenticidad el Amor




“Viviendo con autenticidad el amor, crezcamos en todo hacia Cristo” (Efesios 4, 15).


El día 9 de Octubre, víspera de la Fiesta de nuestro Fundador San Daniel Comboni,  celebramos nuestra entrada oficial en el postulantado de las Misioneras Combonias, Pie Madri Della Nigrizia, en la capilla de la comunidad de Granada (España).

Nos acompañaron físicamente las hermanas que componen la comunidad formativa, Palmira y Cidalia (y Mª. Luz en espíritu), la provincial Ida Colombo, algunas hermanas de la comunidad de Madrid (Silvia, Omaira y Pino) y dos combonianos (el padre Ángel y el hermano Pablo). En espíritu, nos sentimos acompañadas por todas las hermanas de la Congregación, así como por todos nuestros familiares y amigos.

Fue una ceremonia sencilla y bonita. En ella acogimos las palabras de Jesús que nos pregunta: ¿Qué buscáis? y nos invita a ir a su casa y a ver, sintiendo que esa invitación refleja parte de lo que es la experiencia del postulantado. Elegimos como lema para este comienzo, la frase de San Pablo en la carta a los Efesios, que nos llama a vivir con autenticidad el amor de Jesús para en todo crecer hacia Él. Entendemos que no se puede vivir como cristianos sin enraizarnos en la autenticidad de ese amor, que se configura con nuestra historia vocacional y que queremos que sea el fundamento de nuestro sentir comunitario. Todo lo anterior, podemos resumirlo en una expresión de San Daniel Comboni: Con los ojos fijos en Jesús, amándolo tiernamente. Y es así como pretendemos caminar en esta etapa de nuestra vida, con todo aquello que somos puesto a disposición de Dios y de la misión.



Como símbolos elegimos unos ojos, unas manos y un corazón. Mientras leéis, deteneros un instante. Cerrad vuestros ojos, elevad vuestras manos al cielo y sentid el palpitar de vuestro corazón. Ojos, manos y corazón… ¿Para qué? Los ojos, fijos en Cristo, para verle a Él y para contemplar el mundo como Él lo hizo. Las manos para dar y acoger, para orar y trabajar, para abrazar todas las realidades que crucen nuestro camino. El corazón apasionado, latiendo al ritmo del amor por los más sedientos de Dios. 

Para comenzar a conmover nuestras entrañas ante un misterio de amor tan grande como el de la cruz, recibimos una cruz misionera, con los colores de los cinco continentes. Estos también nos recuerdan que nuestra vocación es de misión ad gentes, de anuncio para aquellos que aún no conocen a Cristo. 

Terminamos cantando con María, nuestra Madre, Alma Misionera y os invitamos a uniros a nosotras en una sola voz:

"Llévame donde los pueblos
necesiten tus palabras, 
necesiten, tus ganas de vivir. 
Donde falte la esperanza, 
donde falte la alegría, 
simplemente, por no saber de ti."

¡Ah! Después de la celebración compartimos una deliciosa cena (con el salón engalanado) que supuso el broche de oro de nuestra noche de fiesta. 

Os esperamos en Granada para compartir la alegría en la que vivimos.

Y que San Daniel Comboni interceda siempre por todos nosotros. ¡Hasta pronto!

Joana y Bea

lunes, 8 de octubre de 2012

¿El Rosario?¿Yo?




¿Sabías que el mes de octubre es también el mes del Rosario?

Uum, puede que estés pensando que es anticuado, que es de señoras, que es una letanía sin sentido, que no es lo suficientemente "elevado" para dirigirse a Dios, pero...

¿Por qué no rezarlo, al menos, de vez en cuando?¿por qué no "rebajarte" un poco y rezar como rezan los más humildes, los que lo rezan confiadamente, los que simplemente lo hacen como ofrenda a María...?
Related Posts with Thumbnails