sábado, 2 de abril de 2022

Ser más voleador y menos peloteador

Otro mes más los integrantes del grupo de jóvenes “combojoven” nos hemos vuelto a juntar, esta vez para conocer y aprender sobre el ecumenismo. Fue un fin de semana (26-27 de marzo) de aprendizaje y reflexión sobre las diferentes religiones y creencias, dejando a un lado los pilares principales y fundamentales de nuestra fe y haciendo hincapié en la figura de Jesus.

El sábado por la mañana nos juntamos para realizar una oración, guiada por el P. Zoé, donde tuvimos un primer contacto sobre lo que es y en qué consiste el ecumenismo. También recordamos que todos los cristianos formamos una gran familia y que cada uno de nosotros somos hijos e hijas del mismo Padre, creados a su propia imagen y semejanza. Somos distintos hermanos que caminamos en unidad, no de forma individual sino en grupo. Haciendo referencia al proverbio “Si uno camina solo puede llegar rápido, pero sí va acompañado llegará más lejos”.

Momento del encuentro, de paseo en la Senda de las Tres Culturas

Tras finalizar la oración tuvimos la catequesis, la cual la impartió Carmen Aranda, Laica Misionera Comboniana. Para centrarnos en el aquí y el ahora, cada uno dejamos encerradas todas las preocupaciones que traíamos en un cesto y nos comprometimos con Dios, encendiendo una vela, a estar presentes, poniéndonos en sus manos. Después realizamos una dinámica, donde cada uno tenía escrito en un papel a diferentes personas con distintas vivencias y realidades “Soy un talibán; Soy ruso y tengo un alto cargo político; Soy una madre afgana con dos hijas; Soy un padre soltero ruso…”, esta actividad consistía en representar cada rol y ver si éramos capaces de empatizar con el personaje que nos había tocado y como hubiésemos actuado en su lugar.

Por la tarde tuvimos el rincón misionero de Miguel Taboada quien nos habló acerca del diálogo inter-religioso. Miguel nos enseñó a ser más imán y menos escoba, a saber distinguir y a quedarnos con lo bueno y no dar todo por valido, porque si recoges todo al final te acaban comiendo. En resumen, aprendimos a no dar tanta importancia a la religión sino a seguir a Jesús. Dejar que sea Él nuestro referente principal y guía como un buen ejemplo a seguir, que pongamos en práctica sus enseñanzas y caminemos juntos. Seguir este camino, el de Jesús, no es tarea fácil, es un largo sendero que tenemos que recorrer, muchas veces con grandes obstáculos llenos de tentaciones, distracciones y peligros pero que si lo andamos con humildad y sencillez nos ayudará a fortalecernos, creceremos cada día más y construiremos todos juntos un mundo mejor y más humano.

Rincón misionero con Miguel
 Antes de cenar salimos a dar una vuelta por el Parque de las Naciones de Madrid, dando un paseo por la Senda de las Tres Culturas. Y finalmente terminamos el día con peli y palomitas, haciendo cinefórum sobre “El niño que domó el viento”.

El domingo después de recargar energías con el desayuno, nos preparamos para la Eucaristía. Tras la misa, nos reunimos todos para realizar el taller, que consistió en una pequeña reflexión sobre todo lo aprendido durante el fin de semana. Estos son algunos temas que tratamos: Tob (biblia ecuménica), doctrinas de la fe, la Comunidad de Taizé (comunidad monástica cristiana ecuménica, fundada en 1940 por Roger Schutz), etc.

Lo que me llevo de esta convivencia, y saco en claro de estos días, es la necesidad y la importancia que tienen los cenáculos. Hay que fomentar la creación de estos espacios de intercambio y encuentro con otras personas, libre y sin censuras. Sitios donde poder compartir las riquezas y poder superar las divisiones y lugares donde poder reunirse y pararse a hablar, rezar, crecer, conocer, debatir, tratar y reflexionar sobre diferentes temas… pero siempre con respeto hacia el otro, a sus costumbres, creencias y tradiciones; escuchando y abriendo más la mente, respetando las diferentes opiniones, sin juzgar al compañero y poniéndonos en sus zapatos. En definitiva, esos lugares especiales donde pasan cosas y donde puedes enriquecerte con el otro dejando a un lado esas falsas ideas preconcebidas y apartando las diferencias. Juntarse para poder resguardarnos y apoyarnos en los demás si estamos o nos encontramos mal, poder refugiarnos si estamos perdidos, y si no tenemos fuerzas dejarnos sostener. Y todo esto no sería posible sin la Gracia del Señor y la intervención del Espíritu Santo, que actúa  iluminándonos y nos da fuerza a mantener viva la llama de la esperanza y de la fe, y donde al final cada uno sale más reforzado de lo que entra. 

Foto de grupo en la Senda de las Tres Culturas
 Hoy en día vivimos en un mundo cada vez más globalizado, más roto y corrompido por el consumismo, el poder, la tecnología… En la sociedad actual parece que hay miedo al diálogo, es fácil llegar a la discusión y al enfrentamiento. Tenemos que romper con las barreras y las máscaras hacia nosotros y los demás, así como rechazar la idea de perfección que aumentan las tentaciones de falsos espejismos llegado a distorsionar la realidad. Para ello es necesario pararse a conocer lo que te rodea e ir más allá, traspasando barreras de ideas preconcebidas, conociendo otros carismas, religiones... Respetar otros pensamientos diferentes a los nuestros, cultura y religiosidad.

El propósito principal que propongo es ser más voleador y menos peloteador pero siempre siguiendo el ejemplo de Jesús, dejando que él es nos ilumine y nos guíe, siendo instrumentos de Dios en este mundo. Fundamental para respetar la casa común y la de todos.

Romper con esa vida estéril, no huir de todo y todos y afrontar cada problema de frente, no hacer oídos sordos, involucrarnos más, evitar el conformismo y lo impuesto que lo único que consigue es perjudicarnos y estancarnos al no dejar dudar ni cuestionarse nada. En conclusión, no seguir la lógica del mundo, ir contra viento y marea siendo una resistencia activa. Para ello, hay que ser protagonistas y evitar quedarse como espectadores, lanzarse y dar un paso adelante. Implícate y acoge lo que está al margen y al límite, lo que desconoces y va más allá de la razón, ya que es la única manera de atraer vida. Todo poder conlleva una gran responsabilidad y para que sea algo real y sincero tiene que doler y costar, un ejemplo es no dar de lo que te sobra sino de lo que tienes.

No os perdáis el próximo encuentro, será uno muy especial. Este tendrá lugar en El Escorial y se reunirán todos los jóvenes misioneros pertenecientes a diferentes grupos, diócesis, congregaciones y asociaciones.

Sofía


 

jueves, 17 de febrero de 2022

Perdón y reconciliación

El finde pasado (12-13 de febrero) celebramos el encuentro mensual de combojoven. Seguimos tratando el tema principal del curso “No te calles lo que has visto y oido”; más concretamente nos centramos y estuvimos trabajando el tema de la reconciliación. Fue un fin de semana muy intenso y cargado de diferentes emociones y sensaciones, donde reflexionamos y aprendimos mucho.


Algunos empezamos el viernes, compartimos la cena y vimos una película con palomitas.

El sábado empezamos con una pequeña oración, que nos enseñó a conocer mejor lo que era el pecado, su significado, en qué momento nos encontrábamos cada uno de nosotros y cómo estaba nuestra relación y trato con Dios.

A lo largo del día los LMC (Laicos Misioneros Combonianos) nos prepararon diferentes talleres y dinámicas, con ellas llegué a la conclusión de que el perdón por sí solo no se puede explicar a no ser que haya una acción previa como es el pecado. En mi opinión el perdón es muy complejo de explicar y más si lo llevas a terreno religioso. Una de las actividades consistió en hacernos leer varias frases con diferentes actuaciones y valorar sobre si es pecado o no. Meditar sobre ello fue un gran comienzo para acabar con el perdón de Cristo a través del sacramento de la confesión. 
Faina y Leo (LMC) en un momento de la dinamización del taller

Antes de comer finalizamos con un testimonio. La Hermana Luisi (Misionera de Cristo Jesús) nos contó su experiencia en Japón y la labor que ahora está realizando como voluntaria en la pastoral penitenciaria en Tenerife. Sinceramente nos gustó mucho a todos porque nos enseñó cómo funcionan y trabajan otras congregaciones misioneras.
Un momento del testimonio de la hermana Luisi

Durante el día tuvimos varios momentos de descanso, incluso salimos a pasear por las calles de Madrid. Terminamos el día con una vigilia y oración en la capilla. 
 
El domingo, celebramos todos juntos en comunidad la eucaristía, después tuvimos una pequeña catequesis donde reflexionamos sobre lo aprendido y finalizamos el día con una pequeña evaluación. 

Un momento de diálogo entre actividades

Por lo que este encuentro se podría resumir como un viaje de reflexión y hacernos ver los errores que cometemos en nuestro día a día para acabar perdonados por el Padre. 

Jonathan
 

 

domingo, 30 de enero de 2022

Contemplando a Jesús. No te calles lo que has visto y oído

El pasado fin de semana 22-23 de enero, tuvimos nuestro primer encuentro del año en Granada. Siguiendo con el lema de este año "No te calles lo que has visto y oído", este mes tratamos "contemplando a Jesús".

Foto de grupo

Empezamos el sábado, después de la oración, con un taller del P. Zoé sobre las actitudes y respuestas ante la realidad del mundo. Por la tarde, tuvimos la suerte de escuchar el testimonio de la Hna. Silvia, que se encuentra de paso por España. Ella estuvo encargada de este grupo Combojoven hasta 2015, cuando fue destinada a Ecuador, país en el que continúa su misión. Para terminar el día, por la noche, vimos la película "De dioses y hombres" (2010), reflexionando después sobre la fuerza de la comunidad y el valor de la convivencia pacífica interreligiosa.

Momento del taller que nos impartió el P. Zoé
 
La Hna. Silvia nos compartió su testimonio

El domingo empezamos con la oración y después tuvimos la catequesis de Faina (LMC) sobre la contemplación y la acción: "El misionero debe ser un contemplativo en acción" (Juan Pablo II).
Para finalizar el encuentro, compartimos la Eucaristía con la comunidad parroquial de Virgen de las Mercedes, del barrio Casería de Montijo.

 

Conectamos con Faina (LMC) por videollamada para la catequesis

Nuestro próximo encuentro será el 12-13 de febrero en Madrid ¡vente!

Compartiendo con la comunidad parroquial


 

sábado, 8 de enero de 2022

150 años. Una promesa que continúa

Este año 2022 las misioneras combonianas celebran su 150 aniversario (1872-2022). Nos unimos a ellas en la alegría de seguir al servicio de la misión, y agradecemos profundamente su trabajo y cercanía. Este grupo de combojoven sería imposible sin su labor constante.

Os invitamos a tenerlas especialmente presentes en este año tan especial.

Podéis leer el Boletín especial de Más Lejos en su blog: https://misionerascombonianasdemadrid.blogspot.com/2022/01/150-anos-de-vida-para-la-mision_8.html

 



jueves, 2 de diciembre de 2021

Escuchando la realidad

Volver a los encuentros presenciales ha sido un verdadero regalo. Quiero destacar que muchas personas han hecho un gran esfuerzo en estos meses complicados que, por suerte, ya quedan atrás. Han puesto mucho de su parte para llevar adelante los encuentros en su formato online. Sin embargo, estar todos y todas juntos en cuerpo y alma, tiene una fuerza innegable.

"Estar todos y todas juntos en cuerpo y alma, tiene una fuerza innegable"

Este fue el primer encuentro en Madrid de esta temporada, titulado "Escuchando la realidad". Todas las actividades del encuentro giraron en torno a este tema: mirar, escuchar, entender nuestra realidad y la de los demás. La actividad de la mañana del sábado fue un taller guiado por Gonzalo, LMC (Laico Misionero Comboniano), en el que reflexionamos sobre nuestra realidad personal, local, nacional y mundial y cómo están tan estrechamente ligadas pero, a la vez, son tan independientes.

Por la tarde, pudimos escuchar el testimonio de Tere, también LMC, desde Mozambique en el que nos hizo partícipes de la realidad de su Misión, de sus luces y de sus sombras.

Taller con Gonzalo y testimonio de Tere. Ambos LMC
 También pudimos visitar (¡por fin!) a  nuestras queridas Combonianas, con las que tuvimos tiempo de compartir desde esa cercanía y humildad que las caracterizan. ¡Cuánto las habíamos echado de menos!

Para acabar el día, vimos la película de Cafarnaúm, en la que, una vez más, seguimos trabajando el tema de las distintas realidades. Esta vez, nos alejamos más de la nuestra propia para sumergirnos en la crudeza de los hechos, tristemente reales, que en ella se retratan.

Encuentro con las combonianas en su casa
El domingo compartimos la misa del Primer Domingo de Adviento de la Casa de los Combonianos. La última actividad del encuentro fue la catequesis impartida por Daniel, MCCJ. Indagamos sobre la realidad, pero esta vez retrocediendo hasta la vida de los Apóstoles, conociéndolos un poco más a fondo individualmente. ¿Con cuál me identifico más?¿Qué lección aprendo de cada uno de ellos? Con estas reflexiones para la vuelta a casa nos despedimos.

Este era un encuentro muy especial porque nos despedimos próximamente de dos personas clave en esta Familia, Daniel y Asmeret. Una creería que, con el frenesí al que nos tienen acostumbrados en el mundo de la Misión, deberíamos estar preparadas para ese "hasta pronto"... Pero ellos se han dado siempre al grupo, en forma de acogida, cariño, enseñanzas y cercanía. No podemos guardarnos su luz solo para nosotros, están destinados a seguir cambiando realidades.

Asmeret con el libro recordatorio dedicado
Mi parte favorita de los encuentros se suele quedar fuera de los "informes" o "programaciones" oficiales. Pero es la que le da vida al grupo y la que nos ha convertido en ese maravilloso "Combonúcleo". Las sobremesas, el café de media mañana, hacer palomitas... Son felicidad en estado puro. Esas conversaciones por la noche, soñando con la Pascua y las peregrinaciones de verano, echando de menos y queriendo de más... Son vida y no una cualquiera. Son la vida que aprendo de todas estas personas que entre Jesús y Comboni han puesto en mi camino. La que me impulsa a seguir creyendo por ellos, porque tanta suerte... no puede ser casualidad.

Isa Cerezo

Foto de grupo combojoven y LMC-centro en la exposición de Belenes del Mundo

 

martes, 25 de mayo de 2021

Día de África

¿Qué es África para ti?

Este Día de África, junto con la ONG AMANI - Laicos Combonianos por el Sur, hemos querido dar voz a personas africanas por origen o corazón.

¡¡Haz click en el este enlace para acceder al cartel con los hipervínculos a los vídeos!!

 

*Si tienes problemas, o te es más fácil, puedes verlos en esta lista de reproducción de Youtube.

 


Related Posts with Thumbnails