jueves, 30 de enero de 2014

Palomas de papel



Hoy en los colegios se lanzan globos blancos, se dibujan y se recortan palomas, se hacen murales de Gandhi, se leen manifiestos, se celebra.

Hoy no podemos evitar que se nos encoja el corazón al pensar en todos los niños que están muriendo...porque no hay paz en sus países.

"Crisis humanitaria en Sudán del Sur. Carrera contrarreloj para salvar a los niños" informa en su primera página el periódico del Vaticano, "L'Osservatore Romano", hoy 30 de enero. La situación de los niños en Sudán del Sur es dramática "están muriendo por desnutrición y de enfermedades fácilmente evitables en tiempos de paz”.

martes, 28 de enero de 2014

Su hermano, su casa, su todo



«Éstos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre.» Mc 3,31-35

Jesús no quiere que te quedes fuera, a lo lejos, ni que mandes intermediarios para hablar con Él.

Él quiere tenerte a su lado, quiere que te enroles en su sueño, que es el sueño del Padre...quiere que seas su hermano, su casa, su todo.

lunes, 27 de enero de 2014

Un paseo para recordar



En el último encuentro de jóvenes en misión, tuvimos la oportunidad de ir a dar un paseo a un pueblo de Granada llamado Alfacar. Queríamos conocer el manantial de “las lágrimas” del que tanto nos había hablado el Padre Pedro un ratito antes. 

Al llegar al lugar comencé otro trayecto, distinto al que habíamos hecho en coche. Mientras yo iba quedando en silencio, todo lo que me rodeaba, me iba hablando. Allí estaba, frente a aquel manantial en el que, a través de esa agua cristalina, pude ir vislumbrando un poco de mi historia. 

Dentro y fuera del agua, había distintas plantas, con una gama inmensa de tonos verdosos, marrones y negros. En varios puntos del manantial, iban saliendo burbujitas a la superficie. Esto me hacía reflexionar en como también en mi vida están esas tonalidades, esas luces y sombras que forman parte de lo que soy hoy. ¡Cuánto!, ¡cuánto guardamos en nuestro interior! Pensaba en esas burbujitas  y lo veía desde dos puntos: primero, como hay historias, vivencias que, parece que están olvidadas, sanadas y que, cuando uno menos lo espera, salen a la luz como verdades irrefutables que no se pueden borrar. También estaba ese otro enfoque, en el que pensaba como, a pesar de esas luces y sombras, sigue naciendo dentro de mí esas burbujas, ese oxigeno que me permite respirar, seguir adelante. 

Al lado del manantial, había un gran árbol. Estaba viejito, pero se veía fuerte, hermoso y sobre todo, bien arraigado a la tierra. Pensaba que, con los años que tenía, habría vivido tantas cosas…tormentas, nevadas, días de mucho sol, el frio invierno, y sin embargo, él permanecía fuerte, firme, porque sus raíces estaban bien sujetas a quien le dada la fuerza. ¡Qué hermoso fue el abrazarlo, el sentir su energía, su vida!

Después el padre Juan Antonio, nos explicaba como antiguamente, en muchos lugares, la gente utilizaba una rama para encontrar el agua, por medio de la energía de la naturaleza. Recuerdo que pensaba que, tal vez, durante muchos años, en los que yo moría de sed, mi problema era que había utilizado la rama equivocada para encontrar ese agua viva, esa agua que solo Dios nos puede dar.

En ese mismo instante escuché un silbido. Era un pastor con sus ovejas. Era un día de mucho frio, lluvia y sin embargo, ahí estaba, con sus ovejas. Hubo un momento en el que, una de ellas se alejó del rebaño. El pastor la observaba en silencio, pero no dejaba de estar al cuidado. Cuando vio que la oveja se iba a alejar más aún, dio un silbido, y la oveja, de momento, volvió con el resto del rebaño. ¡Sentí tanta emoción! Pensaba en, cuantas veces yo me he alejado y aunque creía ir por mi cuenta, creía que estaba sola, ÉL…ÉL SIEMPRE HABÍA ESTADO AHÍ, OBSERVÁNDOME, CUIDÁNDOME Y SILBANDO UNA Y OTRA VEZ, PERO ERA YO LA QUE NO QUERÍA O NO PODÍA ESCUCHAR. 

Después el hermano Pablo, nos llevó a la acequia de Aynadamar. También fue todo un proceso para mí. Esta acequia se encontraba entre un barranco. De pronto vimos pasar al hermano Pablo en plan malabarista. Yo, sin pensar, le dije a la hermana Omaira que pasáramos nosotras también y comenzamos la travesía hasta llegar a la meta que era, el otro lado de la acequia. Cuando me di cuenta, de la locura que estaba haciendo, ya estaba a mitad de camino. Entonces, sentí mucho miedo. Empecé a ver todas las opciones que podían pasar. “Meli, tírate a la derecha y caes dentro de la acequia. Si te mojas no importa, pero sabes que en el lado izquierdo está el barranco. No mires, no mires. Meli, vuelve atrás, da la vuelta, te vas a caer. ¡Ayyy, Dios, tengo miedo, no puedo seguir, tengo miedo, me voy a caer, no puedo caminar, no puedo! No, Meli, no tengas miedo, sigue adelante, no pienses en lo que hay alrededor, solo sigue adelante…MIRA TU META” 

Fue en ese momento, cuando me olvidé de todo lo demás, cuando pude llegar a la meta. Esto me hizo reflexionar mucho en cómo, todo lo exterior me afecta, como dejo que me afecte y que me haga perder mi centro, perder mi meta. Sabía que no podía volver atrás, ya no se puede volver atrás pero tenía miedo. Pensaba en mil historias, en que iba a caer, en que no podía caminar, en que debía volver atrás…solo cuando pude dejar todo eso de lado, FUE CUANDO COMENCÉ A CAMINAR.

CON LOS PIES EN LA TIERRA Y EL CORAZÓN EN LA META. 

Un abrazo, 

Melin

domingo, 26 de enero de 2014

Contemplar mi historia




Me gustan los viajes en autobús  a los encuentros de Jóvenes en Misión, especialmente si son en Granada…Pero mi verdadero viaje no eran los kilómetros que separan Guadalajara de Granada, sino los pasos que daría hacia mi interior a lo largo de ese fin de semana. El lema del encuentro  "Si tuviera mil vidas…". 

Melin compartió una oración el sábado por la mañana en la que vimos como Dios no se cansa de llamarnos por nuestro nombre, de salir a nuestro encuentro a pesar de que muchas veces pensemos que la cosa no va con nosotros, porque no somos perfectos : "No necesitan de médico los sanos, sino los enfermos. No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores."  Mc 2, 13-17. ¿Quién se puede sentir abandonado o condenado después de estas palabras?

A lo largo de la mañana escucharíamos una catequesis del misionero comboniano Pedro Andrés, sobre nuestra historia… 

Esa historia que tengo bastante abandonada, que muchas veces me parece aburrida leer, y que tantas otras no considero tener tiempo para entretenerme a narrarla, a describirla, a escucharla. Pues resulta que en esa historia, que no es más que la de mi propia vida, está Dios. A veces me desespero por encontrar a Dios afuera, en los demás, en los proyectos…pero resulta que está mucho más cerca, y ya ha estado. En esa mañana me decidí a comprobar si eso era verdad, a abrir mi corazón para reconocer los pasos de Dios en mi vida, desde mi infancia, pasando por mi adolescencia… y ¡Qué sorpresa! al comprobar que no TODO pasa por casualidad. Me di cuenta de que tengo un gran trabajo por delante pero me ayudó experimentar cómo, si yo le dejo, Dios me da sus “gafas” para verme a mí misma y para leer mi historia. 



La visita espontánea  a la fuente de Alfacar fue un punto fuerte del fin de semana, pues el padre Pedro hizo una metáfora de nuestra historia, comparándola  a un manantial como el que visitamos: enorme, bonito, con agua transparente y limpia que refleja los árboles que lo rodean, con burbujas que indican cómo se filtra agua del suelo subterráneo hacia la superficie, con plantas de todo tipo y tamaño que se ven a través del agua…  Además, así nos despejamos entre  risas y buen humor disfrutando de los alrededores de Granada, conociendo su fascinante historia.

El resto del encuentro fue rico en experiencias de vida, con el testimonio del padre Héctor de su vida en misión en República Centroafricana y con el cine-forum de la película “La leyenda de Bagger Vance.”

El domingo fue un día de lluvia y frío que invitaba ciertamentente a recogerse y a seguir esos pequeños pasos hacia dentro con la catequesis de Ana, laica misionera comboniana, que nos acercó un poco más a la vida de Comboni,  y a cómo nació su vocación. 

No tuvo el camino lleno de flores, ni sin obstáculos…más bien al contrario; releyendo su vida y sus pensamientos se puede ver claramente como él, que era santo, también tenía dudas y miedos ante la llamada fuerte de Jesús de seguirle…Como yo tantas veces, pero eso se puede superar con la confianza de que Él camina conmigo, de que no voy sola.

Lucía Fonts






Magic System desde Costa de Marfil



Esta semana vamos a movernos al ritmo enérgico de Magic System, un grupo musical de Costa de Marfil. 

Nació en los años 80 y  se hizo famoso en toda África del Oeste y en Francia, donde se convirtieron en uno de los grupos más populares de artistas africanos modernos. Cantan en “Nouchi”, un dialecto derivado del francés que se habla por la gente local de Abidjan.

Sus temas cuentan historias de la vida cotidiana, con un lenguaje coloquial, urbano y cómico, típico del estilo musical Zouglou. Sus canciones quieren transmitir las ganas de vivir  y de disfrutar de la vida a pesar de las dificultades y de los obstáculos que el pueblo marfileño tuvo que afrontar drurante la guerra civil en el 2002 y la consecuente diáspora en Francia. 

¡Ahora solo nos queda bailar al son de un auténtico sonido africano moderno!



Lucía Fonts

viernes, 24 de enero de 2014

¡Tenemos Papa! ¡Tenemos agua!



¡Tenemos Papa, tenemos Papa! ¿Cómo es eso?     No, no ¡Tenemos agua! ¡Tenemos agua!

Será que el ser humano oye lo que quiere oír, ve lo que quiere ver, todo es posible, pero en este caso fue la emoción, el deseo satisfecho, el  encuentro del tesoro que permite la vida, y también porque desconocerlo,  el subconsciente que traiciona y acaso la sordera.

Para ubicarles en este entorno de malos entendidos debo contarles que desde 1998 las hermanas Combonianas crearon una escuela femenina en Nacala Porto, Mozambique, con la finalidad de formar jóvenes mozambiqueñas. Desde su nacimiento la escuela tuvo un gran problema, la falta de agua. Hoy ese problema está superado.

En esta institución escolástica el año pasado se educaron 360  estudiantes, 200 de estas jóvenes viven en el internado de la misma escuela durante todo el período escolar, a ellas se suman las monjas y todas las personas que trabajan en este lugar, ¿imaginan el desastre si no tuviesen el líquido vital?

 El agua se utiliza aquí con toda la austeridad posible, las jóvenes solo pueden tener acceso a un balde de agua por día para su higiene personal y esto gracias a que las hermanas durante el año  recogen el agua de la lluvia, en grandes cisternas, construidas para ese efecto; pero como las lluvias en este rincón del mundo son pocas y el agua potable que viene del Distrito no llega, el servicio de agua siempre es precario e insuficiente. Debido a estas contrariedades, llega un periodo durante el año en que las hermanas deben comprar el agua para el uso de las estudiantes  y de ellas, lo que trae una serie de problemas económicos para las Misioneras.

La hermana  Linda Mantoban que conoce bien la situación de la misión, trató de solucionar el problema con una empresa sudafricana que está a trabajar en la construcción de pozos en la región. Los trabajadores de esta empresa buscarían el agua y, las hermanas solo pagarían una “gran cantidad de dólares” (precio del trabajo), si  ellos encuentran este bien inestimable en la escuela.

 Las hermanas, sin dinero y conociendo que anteriormente ya se hizo esta búsqueda, sin un resultado satisfactorio,  pero si, con grandes gastos; aceptaron con fe y confiando en la Providencia como su Padre fundador Daniel Comboni. Los trabajos iniciaron el día sábado, 18 de Enero. 

El domingo 19 los trabajos de búsqueda continuaron, los hombres tenían que cavar más en el suelo, porque no aparecía el gran tesoro. Las hermanas ocupadas en sus tareas, no sabían de nada, cuando uno de los jóvenes trabajadores notificó a la hermana Ruth Valencia, directora de la escuela  que el agua estaba a punto de salir. Gritos de alegría y entusiasmo se confundían ¡Tenemos agua! ¡Tenemos agua!

Algunas  hermanas que estaban no muy lejos del lugar, no oían claramente, una de las hermanas “mayores” oía ¡Tenemos Papa! ¡Tenemos Papa! Sorprendida, preguntaba ¿Papa, cómo? Corriendo fueron al lugar donde brotaba el esperado tesoro, agua viva, en cantidades, agua fresca, esperada, anhelada desde ha mucho tiempo por tantas hermanas y estudiantes  que pasaron y pasan por el lugar. Tenemos agua, tenemos agua; los trabajadores reían al ver las hermanas bañándose metidas en el agua, con ropa, qué importaba, saben ustedes lo que es tomar un baño fresco  y abundante cuando la temperatura es de 40 grados y todas nos fundimos de calor, reíamos llorábamos, parecíamos niñas jugando con el agua, una de las religiosas cumplía años en ese mismo día, ¡es un regalo que Dios te da y nos da!  Locas de  alegría plena y agradecimiento redoblado al Dios de todos los bienes. Gracias Señor nos das  un regalo  más para vivir mejor nosotras y nuestras chiquillas. Alguna de las hermanas decía, cómo bailarían las chicas si estuvieran aquí con nosotras, pero cuando ellas vengan (después de las vacaciones), gozarán de este sumo e indispensable bien. 

Después del baile y de la alegría viene la realidad ¿y ahora como pagar esa cantidad increíble de dólares? Bien, la realidad no acabó con nuestra alegría, confiamos en la Providencia, que a través de nuestros amigos, amigas, familiares, benefactores se harán presentes y nos ayudarán a solventar a deuda. 

Dios ayudará, Comboni intercederá y San José proveerá.

 ¡Gracias Señor por el agua!




Elizabeth Carrillo, misionera comboniana

jueves, 23 de enero de 2014

La estrella es imposible



"La estrella es imposible, pero...el camino es mío" Gerardo Diego 

Frente a nuestras pequeñas y grandes decepciones, ante nuestros pequeños y grandes fracasos, con la carga del cansancio y la rutina, y todas esas ocasiones en la que nos decimos a nosotros mismos "ya sabía que acabaría así"...

Elige seguir caminando, siempre, siempre caminado.

Fuera de contexto


En este tipo de polémicas lo que más me llama la atención es la respuesta de los protagonistas: "La foto se ha sacado de contexto" y "estoy completamente en contra del racismo" suelen ser las respuestas habituales.

¿En qué momento alguien puede pensar que esta "silla" no tiene nada que ver con la humillación a una mujer?¿cómo otra mujer puede prestarse a utilizarla? ¿existe un contexto adecuado para que no sea considerado racista? ¿de verdad no se le pasó por la cabeza toda la carga denigrante del objeto?

Y, sobre todo, ¿dónde queda nuestra responsabilidad?¿nuestra libertad para decir "no pienso participar en esta sesión de fotos"? Porque me da la sensación de que esta señorita sólo se ha preocupado del mensaje cuando ha visto que las redes sociales se le han echado encima, y podía afectar a su imagen (y su dinero)

En fin.

Una vez más, lo africano reducido al exotismo. Un objeto del que sacar provecho.

viernes, 17 de enero de 2014

Artistas de la vida



"El artista es, por naturaleza, una persona atrevida. Consigue el atrevimiento de no temer a la hoja en blanco y comenzar a crear en ella. 

Y al crear no sabe, pero intuye la nueva creación. Tiene por eso otro atrevimiento: traspasar el no saber. No ve, pero vislumbra.

Y al final de la creación entendió todo lo que fue necesario crear sin ver. Y si vio fue porque su trazo no vaciló, sino que luchó y arriesgó." Toque de Deus

miércoles, 15 de enero de 2014

La esperanza es un riesgo



“La esperanza no es optimismo, no es la capacidad de mirar las cosas con buen ánimo e ir hacia delante. No, esto es optimismo, no esperanza. La esperanza no es una actitud positiva ante las cosas.

(...) La esperanza es un riesgo, es una virtud arriesgada, es una virtud, como dice San Pablo, ‘de una ardiente expectación hacia la revelación del Hijo de Dios’. No es una ilusión”. Papa Francisco

martes, 14 de enero de 2014

Hacerme igual a Ti



Al escuchar ayer "Ven, sígueme", no pude menos que asumir la fragilidad, la pequeñez, hasta la incredulidad. Y, a la vez, el ruego, el sueño, el deseo de estar, de verdad, en comunión con Él.

"La comunión con Jesús significa hacerse igual a él. Con él estamos clavados en la cruz, con él yacemos en el sepulcro, con él resucitamos para acompañar a los caminantes perdidos en su viaje. 

La comunión, el convertirnos en Cristo, nos lleva a un nuevo ámbito de existencia. Nos introduce en el Reino, donde las viejas distinciones entre dicha y desdicha, entre éxito y fracaso, entre bienaventuranza y condenación, entre salud y enfermedad, entre vida y muerte... ya no tienen sentido. 

Allí ya no pertenecemos a un mundo empeñado en dividir, juzgar, separar y valorar. Allí pertenecemos a Cristo, y Cristo nos pertenece a nosotros, y tanto él como nosotros pertenecemos a Dios".

Henri Nouwen

lunes, 13 de enero de 2014

Por si acaso no lo has visto


"Querido Dios:

Ya sé que lo ves todo, pero hay tantas cosas que quizá, a veces, algunas pasan inadvertidas, especialmente ahora, con el bombardeo a Afganistán. Pero me parece que no estarías contento si vieras a los niños de mi calle viviendo en un montón de basura.

Dios, dame fuerza y valor y hazme perfecta, porque quiero hacer este mundo perfecto. Malala"

El problema es que no sabía cómo hacérsela llegar (...) A nosotros nos gusta arrojar los textos sagrados a los ríos, así que hice un rollo con ella, lo até a un trozo de madera, puse un diente de león encima y la eché al río que desemboca en el Swat.

Seguramente, Dios la encontraría allí."

domingo, 12 de enero de 2014

Los pobres negritos



Esta foto es de 1958, en Bruselas. Una mujer le da fruta a una niña africana, como si fuese un animal más del zoo. 

A raíz de esta foto que ha compartido GuinGuinBali, me he acordado de un artículo que leí hace no mucho sobre un ressort sudafricano que ofrecía a sus clientes, por el módico precio de 60 euros, la posibilidad de alojarse en chabolas que se asemejan a la de los grandes suburbios de capitales como Nairobi o Johannesburgo. Eso sí, disponen de Wi-fi y aseguran ser completamente seguras "incluso para los niños".

Si alguien queda insatisfecho, también puede contratar una visita guiada por los "auténticos suburbios" y entrar en las chabolas para hacer fotos, incluso hablar con sus habitantes. El precio de las visitas varía dependiendo de las actividades que se realicen o de que incluya la comida.

Ahora me pregunto si hay mucha diferencia entre esto y los antiguos zoológicos humanos. 

¿Tú qué crees?

sábado, 11 de enero de 2014

El rai¨argelino



Comenzamos una nueva sección de la mano de Lucía Fonts sobre música y arte africano. Cada semana, una entrada para disfrutar y conocer más y mejor la producción artística del continente que nos apasiona: África. 

Sin duda no puedes visitar Argelia sin conocer a Khaled Hadj Ibrahim, más conocido por el sobrenombre de Khaled. Se trata de un cantante de música raï franco-argelino, nacido en Sidi al-Huari, suburbio de Orán. 

El raï (árabe: راي [rāy], ‘opinión’)? es un género musical iniciado a principio del siglo XX en los alrededores de Orán.

El origen de la palabra raï, que significa «opinión», «parecer» o «punto de vista», se remontaría a los tiempos en que el cheikh (maestro), poeta de la tradición melhoun, repartía sabiduría y consejos en forma de poesías cantadas en el dialecto local. Sin embargo, en el contexto de la protesta popular, el cantante se queja de sus propias desgracias. Sin querer acusar a nadie, se acusa a sí mismo. Para ser más exactos, se dirige a su propia facultad de discernimiento, a su raï que, cediendo a los sentimientos, le ha llevado a tomar las malas decisiones. El canto comienza así: Ya Raï (¡Oh! discernimiento mío).

Tiene similitud con otros géneros como el "mawal" en el que el cantante se dirige a su maestro y señor; o incluso con los "layali" en el que se dirige a la noche y al "ya 'ayn". Este género mezcla instrumentos tradicionales, sintetizadores, batería electrónica y bajo, adaptando así al gusto actual las viejas melodías. El primer festival Raï se celebra en Orán en 1985. Ante el entusiasmo de los jóvenes argelinos el gobierno reconoce oficialmente el Raï como música nacional, una decisión calificada de intolerable por ciertos grupos islamistas que llegarán incluso a asesinar a ciertos artistas del Raï como Cheb Hasni. 

Este género musical llega a Francia a finales de los 80, alcanzando la popularidad en los 90. Los artistas más conocidos en Francia son Cheb Khaled (Didi es un tema que dio la vuelta al mundo), y otros como Rachid Taha y Faudel.



viernes, 10 de enero de 2014

Navidad y Año nuevo en RCA




Carta de Mons. Juan José Aguirre.

¡¡Pobre Centroáfrica, no ya al borde del precipicio, sino bien dentro!! Ni la misa de Navidad, ni las fiestas de Año nuevo han hecho parar el crepitar de las balas ni han atenuado el miedo de los indefensos, mordidos sin piedad por los dientes de una violencia indiscriminada. 

Ya sabéis que Centroáfrica fue "conquistada" por un grupo islámico (Seleka) desde hace un año, más o menos enero 2013. Ya expliqué en otros artículos cómo en un solo año han llevado el país a la ruina, han destrozado los edificios gubernativos, han atacado y saqueado sin piedad las misiones, también la nuestra de Bangassou, han desmigajado un pan horneado con el trabajo de muchos años. No me canso de decir que éstos rebeldes de lengua árabe y turbante nos han robado casi todo menos la fe. A principios de diciembre, casi un año después, hemos visto que muchos de los miles de mercenarios chadianos y sudaneses que los acompañaban en la odiosa ida, se volvían a casa, llenos sus petates de ilusiones rotas y teléfonos portátiles robados. 

El pueblo centroafricano, durante 10 interminables meses, ha sido como un escuálido sparring con guantes de juguete delante de un gorila sin escrúpulos, recibiendo golpes sin verlos venir e incapaz de escabullirse del cuadrilátero. Sin mercenarios, los Seleka se quedaron en posición de vulnerabilidad y el pueblo llano, los que han aguantado pisotones, moratones, pillajes y violaciones sin número durante este tiempo, se han envalentonado y atacan los Seleka por todos los flancos.


El mes de diciembre 2013 ha sido caótico: centenas de miles de desplazados, cientos de ejecuciones, rapiñas y violencia contra barrios de musulmanes, sobre todo en Bangui, la capital y en el norte, en ciudades como Bossangoa, Bouca, Bossanbele...

Visto el baño de sangre que se venía encima el 5 de diciembre pasado, (me pilló por casualidad en Bangui y me metí sin quererlo en un "fregao" en donde las balas pasaron rozando mi coche), el país necesitó ayuda de militares franceses y de otras nacionalidades (MISCA) para sosegar esa sed desenfrenada de venganza. Los dos bandos estaban bien delimitados. Por una parte los Seleka, en su mayoría musulmanes. Pero eran confundidos con todo musulmán, el 15% de los centroafricanos, haciendo una amalgama tan injusta como horrible para mujeres, niños y ancianos. Por la otra, los no musulmanes, metidos en una olla que llamaron anti-balaka, que RFI, Francia 24 y otros medios, mal llamaron "cristianos", y que realmente es un grupo heteróclito no musulmán, compuesto por jóvenes que demuestran su hartazgo de los abusos repetidos durante 10 meses de "reinado" Seleka. Movidos por histerias colectivas y unidos a piratas ocasionales, ese 5 de diciembre los anti-balaka empezaron con una violencia indiscriminada que los militares (llegados a prisa y corriendo) se veían incapaces de parar. Dos soldados franceses y otros africanos pagaron con sus vidas el intento.

Hoy día, 7 de enero de 2014, las cosas en Centroáfrica están estancadas. Un sentimiento de impotencia planea sobre nuestras cabezas como la densa neblina de las mañanas que te impide ver a dos metros de tu nariz. La violencia que hemos vivido desde hace un mes en la capital y en el norte del país, ha sido desmedida y será difícil restaurar lo destrozado: edificios, convivencia inter-étnica, confianza mutua, actividades diarias, mercadillos y costumbres de sociedad... El entramado cotidiano se ha resquebrajado y no hay pegamento para recomponerlo, ni aguja para enhebrarlo, ni dinero para comprarlo nuevo. Tardará años en rehacerse. Actualmente el país no funciona, los funcionarios no vienen a trabajar, nadie es pagado desde hace semanas y el caos es total. Salvo por algunas ONGs que se mueven para situaciones de urgencia, nadie hace nada, como tetanizados por el miedo. Médicos sin Fronteras están desbordados. A veces, confiesan ellos mismos, paralizados por estallidos repentes de violencia. Difícil hablar en positivo en una situación tan desesperanzadora.

El consulado español me dice que nos vayamos. Yo le digo amablemente que aquí está nuestra casa, que aquí hemos plantado nuestra tienda, que, aunque de verde descolorido, tenemos "la cara pintada color esperanza". Seguimos aquí con la gente sencilla, sentados junto a ellos para escucharlos y animarlos, porque ellos seguro que no han provocado nada, ni han insultado ni matado a nadie, ni han movido ninguna tecla para hacer estallar nada... 

Estos viejitos que acogemos en la Casa de la esperanza, ayer acusados de brujería, hoy ya no interesan a nadie, salvo a la Iglesia católica que los sigue cuidando y los mira con ternura. La gente sencilla, las madres de familia que se han refugiado desde hace un mes en alguna de las 23 parroquias de la capital para huir de la quema, ellas y sus hijos simplemente sufren las consecuencias de este zafarrancho de combate generalizado con el 10% de la población blandiendo machetes y kaláshnikov y el otro 90% huyendo y escondiéndose. Seguimos con el colegio abierto para que los niños estén distraídos, aquí en internet (que hemos reconstruido hace un mes después de que los Seleka nos lo hicieran añicos), estamos haciendo cursos de aprendizaje para ocupar el tiempo y que puedan llegar las noticias y las opiniones desde afuera para ser conocidas en Bangassou. El centro de salud funciona normalmente, porque también es verdad que los enfermos de sida en fase terminal no ven retroceder su enfermedad por causas políticas o de guerra de guerrillas. La enfermedad sigue imparable como las hojas del calendario y si no les llegan los antirretrovirales, se mueren. ¡A pesar de que llevamos más de un mes con la pista cortada y no llegan medicinas, ni carburante, ni alimentos, ni nada de nada, mañana será mejor!

Mientras, en Bangassou y toda la zona, vivimos en una calma tensa, pero soportable. Yo he pasado la Navidad en una zona de gente desplazada que han perdido todo (semillas, ropa, camas y enseres) quemadas 400 casas por el fuego de los Seleka. ¡¡Muchas horas sentado junto a ellos escuchándolos y contando sus lágrimas!! Les he dicho que se levanten, que pasen página, que la vida sigue, que recomenzar es la forma de salir. No sentarse a llorar durante meses. Que, como decía el Papa, la Magdalena, cuando tenía los ojos empañados, no reconoció a Jesús, sino que creyó que era "un jardinero". Sin la fe en el Resucitado es difícil aguantar el tirón...

Bangassou, 7 enero 2014

Juanjo Aguirre, Obispo de Bangassou

(En la foto: ¡¡Los niños de nuestra diócesis!! ¡¡Las abuelas soportando de nuevo la guerra y la expoliación!! Les he ayudado a comprar paja para rehacer sus techos, les he dado macarrones "Gallo" y lentejas que había en los últimos containers, leche en polvo Hero para los niños de pecho... Compro coches de ocasión para las misiones y nos llegan algunos Suzukis y ayuda humanitaria. Todo gracias a vosotros, bienhechores de Bangassou...)

miércoles, 8 de enero de 2014

Sur Sudán en oración



Nos unimos a la oración de lanzan al cielo los sursudanes, en estos momentos tan críticos.


"Dios de amor y misericordia,
Creaste a las personas de todos los clanes,
tribus y nacionalidades
y es tu voluntad que todos los pueblos
Puedan vivir en paz, armonía y unidad,
Porque todos somos hermanos y hermanas.

Te pedimos perdón por las veces
Que no vivimos en paz.
Cura nuestras heridas y ayúdanos
A reconciliarnos unos con otros.
También nosotros rezamos por nuestros líderes.
Concédeles la sabiduría divina y ayúdalos
a promover el respeto, la paz, el amor,
la justicia y la verdadera reconciliación
para que cada clan y tribu de Sudán del Sur
pueda vivir en paz y en armonía.

Te lo pedimos por nuestro Señor Jesucristo.

Amén."

lunes, 6 de enero de 2014

Buscadores de tesoros



Para degustar y dejar reposar en el corazón en esta tarde de Reyes, después de los nervios y las sorpresas de esta mañana ;)

"Todos los buscadores de tesoros tienen algo en común: les mueve una ilusión, el deseo de encontrar algo importante y valioso, aún sin saber muy bien qué es y dónde está. Un buscador no sabe lo que encontrará, ni su valor, ni siquiera si lo va a encontrar, pero es capaz de madrugar y ponerse en camino, impulsado por el deseo. Intuye que lo que busca es valioso y merece la pena. Una fuerza interior le impulsa a movilizarse y organizarse, aunque sabe que, en el fondo, su búsqueda no puede planificarse del todo. Hay un margen de incertidumbre y de sorpresa muy grande..."

Sigue leyendo esta preciosa reflexión aquí.


domingo, 5 de enero de 2014

El corazón es un niño




"Entonces lo verás, radiante de alegría; tu corazón se asombrará, se ensanchará, cuando vuelquen sobre ti los tesoros del mar y te traigan las riquezas de los pueblos." Is 60, 1-6

Esta noche en España es noche de Reyes Magos. Dicen que el corazón es un niño: espera lo que desea. Ojalá el nuestro esté lleno de los deseos y sueños de los más humildes.

¡Feliz noche de Reyes!

sábado, 4 de enero de 2014

Todopoderosos de Año Nuevo




Solemos empezar el año con la sensación de que todo lo que nos propongamos se hará realidad. Nos sentimos invadidos por un ánimo invencible, eufórico, casi nos vemos como superhéroes a punto de salvar el mundo de todas las catástrofes.

Por eso no está mal echar la vista atrás y releer la vida de grandes misioneros que "fracasaron" estrepitosamente a ojos de los hombres y que, sin embargo, estaban convencidos de que, a pesar de todos los fracasos y obstáculos, la mano de Dios seguía trazando aquel sueño.


"Todas las grandes obras de la tierra tropiezan siempre con obstáculos y dificultades tan considerables que a menudo son una amenaza hasta para su existencia. 

La vuestra, encontrará también enormes obstáculos y oposiciones: habrá momentos en que se os incitará a abandonarla, en que se os presentarán motivos y razones magníficas, plausibles y especiosas para darla de lado. 

Rechazadlos sin temor y pensad que vuestra obra es Obra de Dios, y además la obra del siglo, la obra que regenerará a cien millones de desventurados para hacerlos libres y dichosos en la tierra." 

San Daniel Comboni

jueves, 2 de enero de 2014

Mánchate y vive


Para este nuevo año, un sólo propósito: sal de ti, sal a la calle, sal a la vida, mánchate, implícate.

"Si algo me gusta, es vivir.
Ver mi cuerpo en la calle,
hablar contigo como un camarada,
mirar escaparates
y, sobre todo, sonreír de lejos
a los árboles...

También me gustan los camiones grises
y muchísimo más los elefantes.
Besar tus pechos,
echarme en tu regazo y despeinarte,
tragar agua de mar como cerveza
amarga, espumeante.

Todo lo que sea salir
de casa, estornudar de tarde en tarde,
escupir contra el cielo de los tundras
y las medallas de los similares,
salir
de esta espaciosa y triste cárcel,
aligerar los ríos y los soles,
salir, salir al aire libre, al aire."

Blas de Otero
Related Posts with Thumbnails