sábado, 29 de diciembre de 2012

Navidad entre bombas




Queridas Hermanas, 

 Gracias por seguir acompañándonos en nuestras luchas diarias. El miércoles pasado uno de los enfermeros me dijo: “Hermana, el que quiere acabarnos, ha declarado que vendrá Kauda a tomar desayuno y a rezar en la mezquita, el viernes. Así es que los ataques no se harán esperar. El jueves van a empezar...en su oración presente esta situación. 

Ya no pido a Dios porque le cambie el corazón a este ser diabólico, ya no pido porque sus seguidores se conviertan ante el dolor que están causando a tantos inocentes. Solo pido por la protección de Dios para nuestro pueblo, solo la protección de Dios. 

Las palabras de este muchacho se hicieron realidad. Ayer hubo bombardeos cerca de una escuela en Kauda, gracias a Dios, esta vez, no hubo heridos. Hoy cerca de las 10 de la mañana, los bombardeos fueron terribles, todos pensamos que nos tocarían las bombas. Parecía que caían a unos metros de nosotros. Todos nos asustamos mucho. 

No sabemos cuantas más bombas tiren, ahora solo Dios nos protegerá. Mientras ellos piensan en asesinar, en destruir otros, un pequeño grupo que la hna. dirigía, iban a reparar un pozo. La gente camina dos horas para conseguir agua. La hermanan se comprometió a ayudarlos dándoles trasporte. La vida continua, y Dios se manifiesta muy cercano cuando el terror nos invade.

Todavía tenemos a Bibiana de 7 años, paralizada, a Kalo de 9, con una herida muy seria de la cabeza, cuando llego al hospital tenia parte de la masa encefálica expuesta, Nasirim de 1, perdió un ojito, Daniel sus dos brazos, Chalo está quemado 60 % del cuerpo...Todos heridos de bombas. Otros han sido dados de alta.

Nuestra gente necesita ánimo, hoy una enfermera me decía: “¿Por qué hermana? porque el pueblo Nuba ha sido condenado a sufrir así? si Dios no nos quiere es mejor que nos haga desaparecer de una vez por todas, pero no de esta manera viviendo aterrorizados por estas bombas? 

Aquí es donde el Señor nos llama a estar,  con su pueblo… Por favor recen por la protección de Dios a estas poblaciones. Las bombas seguirán cayendo, pero la vida siempre vence y Dios es la vida y nosotras creemos que Él ama a los Nuba.  

Gracias, 


NAVIDAD en Sud Sudán - 26 Diciembre 2012

La esperanza de los pobres



"Los pobres que tienen esperanza inquietan a los poderosos"

Jon Sobrino

viernes, 28 de diciembre de 2012

Ha nacido el niño Jesús




¿Os acordáis del campo de trabajo en el que participamos los jóvenes este verano en Lisboa? Pues la familia comboniana sigue allí dispuesta a hacer realidad la Buena Noticia.

Estas son algunas fotos del Missao+ 2 de esta Navidad. Estoy convencida de que el "Menino Jesús" se lo pasó en grande en el Bairro da Torre ;)

"Centro de operaciones" en el Bairro da Torre

Mª Carmen, misionera comboniana, con un amigo del barrio

Sofía, voluntaria del proyecto



¡Animando la fiesta!


Panorámica del barrio

lunes, 17 de diciembre de 2012

Cobre bueno, cobre malo



Un documental sobre la manera en la que los yacimientos de cobre en Zambia causan muertes y enfermedades por la degradación del medioambiente. Muestra que las actividades mineras no han mejorado la vida de los zambianos, y que los pagos de Glencore al gobierno son excesivamente bajos.

O cómo la historia parece repetirse eternamente: para los poderosos el dinero, para los humildes una condena a muerte.


jueves, 13 de diciembre de 2012

Decir tu nombre, María




"Decir tu nombre, María,
es decir que la Pobreza
compra los ojos de Dios.
Decir tu nombre, María,
es decir que la Promesa
sabe a leche de mujer"

Fragmento de un poema de Pere Casaldáliga

domingo, 9 de diciembre de 2012

Piedra o arena




Es fácil estar bien, cuando el motivo de la reunión es el que es, jóvenes caminando en busca de conocer la voluntad de Dios en nuestras vidas. El reencuentro siempre es bonito, porque venimos con ganas de compartir, de vernos y de sentir las novedades que traemos. 

El sábado amanece con fuerza y con un“YO QUIERO SER TU ORACIÓN” que hace que Lorena, Ana, Lucía, María, Omaira, Silvia y yo cerremos los ojos un instante y entre los naranjos, reflexionemos acerca del tesoro que somos, con nuestros talentos y con nuestros limites.  Una oración con la que empezamos el día, que describe algunas actitudes que aparecen en el Evangelio y resaltamos: la espontaneidad, la valentía, la confianza, el amor, la fe, gestos que tienen personas hacia Jesús y que queremos tener también nosotras. Después de dar gracias y ofrecer las horas que tenemos por delante, terminamos con una canción que nos pone las pilas, para la siguiente actividad. 

Aprovechando que tenemos terreno al aire libre y que no llueve, organizamos (las hermanas y yo) una yincana, en la que tienen que ir buscando pistas, y descubrir el hilo conductor de la prueba. En realidad lo descubren en seguida, Omaira ha preparado una reflexión relacionando los cinco sentidos con distintos pasajes de la Biblia. El objetivo es que descubramos lo importante que son distintos aspectos de nuestra persona y de los demás por separado, y también el conjunto, además de experimentar las sensaciones cuando no se ve, no se oye, etc. La actividad resulta importante porque hace que salgan algunas experiencias relacionadas y que nos demos cuenta de la importancia de “las miradas” las que llegan desde fuera (de los demás) y las que nos juzgan desde dentro (nosotras mismas), y como nos condicionan de forma importante.


Comemos mucho y bien, porque hay que seguir cogiendo energía para la catequesis, Silvia nos habla de la casa de nuestra existencia, haciendo un análisis de lo que son nuestros cimientos. ¿Están levantados sobre arena o sobre roca? Es una bonita forma de pasar la tarde analizando donde se sustenta nuestra fe, y eso hace que el compartir sea verdaderamente rico.  Además se suscitan muchas preguntas que a modo de debate y con la experiencia de cada una intentamos responder. 

Para terminar la noche disfrutamos con el juego del “Pasapalabra Misionero”  y respondiendo preguntas sobre la misión y Daniel Comboni a contrareloj, nos reímos y seguimos aprendiendo, y hablando…..hasta muy tarde.

El domingo temprano arriba porque hemos quedado para desayunar con nuestras amigas las monjas dominicas del Monasterio de Santa Ana de Murcia. Nos reciben en el locutorio y nos tienen preparada la habitación bien caliente con un rico desayuno hecho por ellas mismas. Las magdalenas hacen que nos resulte muy fácil escuchar el testimonio de Omaira, Lucía que ha estado este verano en Egipto y Sor Belén. Comparten con cariño los momentos de encuentro con Dios, los puntos de inflexión en sus vidas, y la alegría que da el estar en este camino de amor.

El fin de semana viene culminado con la celebración de la Eucaristía en la intimidad, en el coro, con la comunidad de clausura y nosotras y un padre Javeriano, Mario, que hace que sea aún más especial. Celebrando como familia, sintiendo muy nuestro lo que estamos haciendo y viviendo la fiesta del encuentro en el altar con Jesús resucitado y con los hermanos. Despedimos con el canto “tengo alma misionera” canto que han preparado las dominicas porque como ellas dicen su orden es de predicadores y por lo tanto tienen carisma específico de misión, así que se sienten también combonianas.

Contentas y llenas de entusiasmo, no nos queda más remedio que salir a tomar una cervecica y unas tapas  por Murcia, que siempre esta espléndida a esas horas del día para saludarnos y volver cada una a nuestras ciudades con energía y las pilas muy cargadas para seguir siendo luz en nuestro mundo.

Carmen Aranda, laica misionera comboniana



sábado, 8 de diciembre de 2012

Mujeres habitadas por Dios



Las misioneras combonianas estamos consagradas al Corazón de María... ¡así que hoy estamos de fiesta grande! Hoy es el día en el que se renueva nuestro SÍ a Dios y a la Misión. 

"El saludo del Ángel Gabriel a María: "Alégrate, llena de gracia" que, literalmente, puede ser traducido como "Alégrate, Bien Amada", es para nosotras una invitación a quedarnos en silencio delante del Señor, para hacer memoria de la experiencia de este mismo anuncio de amor que Él nos hizo y continua haciendo a cada una de nosotras. Somos también nosotras "bien amadas  de Dios" y esta certeza nos lleva a a coger hoy su mensaje para nosotras; nos invita a hacer espacio en el corazón, en la mente, en la vida para que el Señor encuentre su casa en nosotras y pueda habitar en ella. (...) Saborear el gozo de haber sido llamadas-acogidas desde el seno materno, para llegar a ser "mujeres habitadas por Dios"."

Sr. Luzia Premoli, superiora general de las Misioneras Combonianas

domingo, 2 de diciembre de 2012

Related Posts with Thumbnails